Ovación
Jueves 16 de Noviembre de 2017

"Monzón fue todo un profesional"

Lo expresó el periodista Carlos Irusta, autor de la biografía definitiva del ex boxeador santafesino, que fue presentada en el templo de la amistad ubicado en el barrio de Guadalupe.

En el emblemático Quincho de Chiquito ubicado en el barrio residencial de Guadalupe, a la vera de la laguna Setúbal, se realizó la presentación oficial del libro Monzón, la biografía definitiva. La misma contó con la presencia del autor del libro, Carlos Irusta, reconocido periodista deportivo, y referente ineludible en materia de boxeo.

La reunión con la prensa fue encabezada por el propio autor, quien estuvo acompañado por Ricardo Porta, el exboxeador Carlos Martinet, y Mary Berón propietaria del Quincho de Chiquito.

También se encontraban presentes Norberto Rufino Cabrera, ex sparring de Carlos Monzón; Daniel Aldo González, ex rival de Sugar Ray Leonard y colaborador de don Amilcar Brusa; y Jorge Artussio, que en su momento fue preparador físico de uno de los deportistas santafesinos más reconocidos a nivel mundial.

En la apertura de la presentación, Ricardo Porta expresó que "Monzón está aquí. El espiritu de Carlos se suma al de su amigo don Amilcar Brusa y Chiquito Uleriche. Esta biografía realizada por Irusta es el fiel reflejo de lo que fue la vida de nuestro gran boxeador. Es un honor muy grande tenerlo en Santa Fe a este calificado periodista deportivo, ya que se trata de la primera presentación en el interior del país".

La esposa de Chiquito Uleriche, Mary Berón le dió la bienvenida al autor señalando que "Tenemos el honor de que se hallan reunido acá en esta casa tan emblemática para la vida de Carlos Monzón. Agradezco a Carlos Irusta por haber elegido el templo de la amistad para la presentación del libro, es un gran placer para mí y toda la gente que trabaja aquí en el Quincho de Chiquito".

irusta 1.jpg

El testimonio del autor

"Son muchos años de haber vivido muchas cosas juntas con Carlos Monzón. Por eso cuando escucho la palabra templo de la amistad, se evoca la memoria de los viejos amigos que ya no están uno ve que está cumpliendo con algo", comentó de entrada el autor de la biografía.

"Monzón para mi está siempre vivo, en Santa Fe ni hablar, pero en cualquier punto de la Argentina, siempre te encontrás con alguien que lo recuerde. Cuando me tocó la responsabilidad de escribir este libro, me sentí muy comprometido, porque hasta ese momento, no encontraba la forma de abordar determinadas cuestiones. Porque su vida no siempre estuvo cargada de éxitos", continuó expresando Irusta.

Luego, agregó que "Monzón vivió la tragedia y la fama, trascendió desde la pobreza hasta los sets de filmación del cine argentino. Una vida compleja, que en algunos casos todos no hubiesemos querido que estén en su vida, pero forma parte de ella".

"El libro está escrito por paneles, no es el tradicional por capítulos, porque es un trabajo periodístico y no una novela. Mi objetivo con el libro es contar la historia que yo pude vivir de Carlos Monzón, pero la idea era no adjetivar ni apelar a calificativos. Traté de ser politicamente correcto, igualmente conmigo tuvo siempre una buena relación", señaló quien trabajó en la revista el Gráfico hasta 2012.

"La charla que mantuve con Silvia Monzón fue muy cálida, amable, pero me hizo conocer un tema puntual. Los hijos habían firmado un contrato para hacer una película, y yo lo entendí perfectamente, porque no podían hablar mucho, igualmente la esencia del diálogo con ella fue muy satisfactorio", destacó el reconocido periodista.

Expresó que "Todo lo que pasó con Alicia Muñiz provocó una situación con la gente de Planeta, porque no era fácil para mi referirme al tema, por mi amistad personal con Monzón. Al llegar al asunto en cuestión, lo medité mucho, porque no quería creer que fuese realidad. No es fácil separar el escritor del amigo sobre quien estaba escribiendo".

"Uno sabía que para muchos Carlos Monzón fue culpable apenas se produjo el hecho, que en aquel momento fue un homicidio, y hoy estaríamos hablando de un femicidio. Para mi no fue fácil, igualmente como había cosas que yo había colocado, pedí que lo leyera un abogado, para no tener problemas. Esta cuestión formó parte de su vida, y lógicamente, no podía faltar, porque era lo correcto", fue claro al dar cuenta de algunos puntos del libro.

Consideró que "Antes de entrar en el mundo de la farandula Carlos fue siempre todo un profesional. Era puntual como un banquero, ingresaba al gimnasio del Luna Park a las 12 del mediodía, y no lo molestaba nadie. Fue muy atento con la prensa, más allá que tuvo algunas diferencias con algunos colegas periodistas. Reitero, cuando entraba a entrenar, en el gimnasio se decía, ahí viene el León".

irusta 2.jpg

El libro en cuestión

Carlos Irusta acompañó a Carlos Monzón durante su vida. Siempre desde su lugar de periodista, estuvo cerca del boxeador, del campeón y luego de la celebridad convertida en reo tras el asesinato de Alicia Muñiz.

Irusta no sólo aporta una investigación descomunal; además, suma su voz con vivencias personales de profunda intimidad y emoción. Monzón fue una figura trágica que merecía una biografía definitiva. Carlos Irusta la ofrece con enorme profesionalismo pero también entregando una parte grande de su corazón.

Los 53 años que Carlos Monzón transitó por la tierra son el valioso contenido de esta obra que habrá de ubicar al lector en aquellos episodios que padeció el único actor de este libro objetivo, fiel a la historia, riguroso por su investigación y rico en vivencias.