Rafael Nadal recurrió a los dioses de la lluvia para apagar a un encendido Alexander Zverev. El tenista español salió revitalizado tras la paralización por la garúa que sufrió la final del Masters 1000 de Roma, padecida en el tercer set.

El español conquistó este domingo el Masters 1000 de Roma por octava vez en su carrera, al doblegar por 6-1, 1-6 y 6-3 al alemán Alexander Zverev, número 3 del mundo y defensor del título, en una final épica que fue interrumpida dos veces por la lluvia.

Rafael Nadal, reciente campeón en Montecarlo y Barcelona, conquistó su 32 título Masters 1000, el 78 de su carrera, y recuperará además este lunes la primera posición en el ránking mundial, después de que se la arrebatara esta semana el suizo Roger Federer.