Ovación
Martes 31 de Octubre de 2017

Neyen Chauque, el pequeño árbitro santafesino que hizo historia a nivel mundial

El nacido en Desvío Arijón, con 13 años, se convirtió en el referí más joven del mundo en dirigir un partido. Fue en los encuentros de inferiores de Liga Santafesina que disputaron las categorías 2006 y 2008 de Newell's y Ciclón Racing. "No imaginé que podía llegar tan rápido esta oportunidad", destacó

Neyen Chauque se convirtió en árbitro más joven en debutar a nivel mundial en los enfrentamientos entre Newell's y Ciclón Racing, correspondientes a las divisiones inferiores de la Liga Santafesina de Fútbol.

Con tan solo 13 años dirigió dos partidos de inferiores (categorías 2006 y 2008) el fin de semana pasado, luego de haber insistido mucho antes las autoridades de los Colegios de Árbitros de Rosario y Santa Fe para arrancar el curso.

El santafesino habló con Cadena OH! donde contó sus sensaciones tras haber hecho historia en el arbitraje mundial y, además, expresó cómo fue el camino hasta llegar a tener esta gran oportunidad en un partido de Liga Santafesina de Fútbol.



"Estoy re emocionado porque no imaginé que podía llegar tan rápido esta oportunidad, ya que hace bastante poco que comencé el curso", comenzó diciendo el nacido en Desvío Arijón.

Para luego agregar: "En realidad desde hace un montón que quería arrancar el curso, pero por mi edad no podía. Me pude comunicar con el Colegio de Árbitros de Rosario, y su presidente Andrés Vilchez me dio la posibilidad, ya que se comunicó con Sergio Pezzotta (exárbitro) para que me habilite para comenzar a hacer el curso. Luego se enteró el Colegio de Árbitros de la Liga Santafesina y me abrieron las puertas".

Después contó cómo arrancó este camino dentro del arbitraje y expresó: "Escribía a las escuelas de árbitros y me hacía pasar por mis papás. Le comentaba que tenía un hijo de 12 años que quería comenzar el curso, después de mucho intentar me pude comunicar con Andrés Vilchez para arrancar el curso".



Posteriormente, se lo consultó sobre cuál es su gran sueño dentro del referato y respondió: "Me encantaría llegar a ser un árbitro FIFA y dirigir un Mundial".

Cuando se le preguntó por las repercusiones que su designación causó en sus amigos, dijo: "No lo podían creer, los amigos de la escuela se enteraron y me felicitaron. Yo hace mucho tiempo que quería ser árbitros y dirigía a los partidos de mis compañeros, todos están contentos de que pude cumplir mi sueño de ser árbitro"

Mientras que con orgullo, cuando se le hizo referencia al récord mundial que batió, manifestó: "Soy el más chico del mundo, antes era un español de 15 años, así que le saqué el puesto (risas)".

En el final de la charla, se le pidió que mencionara cuál es su referente en esta actividad y sentenció: "Me gusta mucho Patricio Loustau, espero algún día tener la oportunidad de conocerlo".