Todo Brasil le reza a los médicos para que Neymar llegue en condiciones al Mundial, tras la lesión que sufrió jugando la Champions League ante Olympique Marsella y que derivó en la operación de su tobillo derecho.

Tras una recuperación inicial en Brasil, junto a sus amigos y su entorno, el crack brasileño desembarcó en Paris para continuar con el tratamiento. Y, si bien las cosas van bien, el propio futbolista explicó, en un programa de Youtube que tiene el exfutbolista Zico, que siente incertidumbre sobre su regreso a las canchas: "Tengo miedo de volver a jugar. Lo que debo hacer es quitarme ese miedo lo más rápido posible para llegar en forma a la Copa del Mundo".

Además, el delantero contó cómo va el proceso: "Las expectativas de cara al mundial son grandes. Estoy yendo bien gracias a Dios. Empecé a entrenar de nuevo".

Lesionado en el pie derecho el 25 de febrero y operado a principios de marzo en Belo Horizonte (Brasil), Ney siguió un programa de recuperación en su lujosa residencia, situada cerca de Rio de Janeiro, antes de regresar a París a finales de la semana pasada.

Tras haber asistido desde la tribuna el martes a la victoria del PSG en la final de Copa de Francia (2-0 frente a los aficionados de Les Herbiers), el jugador de 26 años debe pasar este sábado un examen médico previsto en su programa de recuperación.

"La idea, es que a partir de la semana próxima pueda volver a trabajar sobre el terreno a condición de que responda favorablemente en el examen" del sábado, anunció el viernes en París el médico de la selección de Brasil, Rodrigo Lasmar, a algunos medios brasileños y la AFP.