Ovación

No se subió al Bondi

Colón empató como visitante frente a Crucero del Norte 0-0 y volvió a sumar por segundo partido consecutivo. De todas maneras, el conjunto sabalero jugó mal, sobre todo en el segundo tiempo, y no supo aprovechar las ventajas que ofreció el Colectivero en defensa.

Martes 05 de Mayo de 2015

Lo más positivo de los 90 minutos jugados en Garupá, fue sin dudas el resultado que obtuvo Colón, que le permite sumar en condición de visitante y  reafirmar el triunfo que obtuvo ante Atlético de Rafaela. En lo demás, realmente cuesta destacar algún aspecto positivo, dado que el elenco rojinegro jugó mal, sobre todo en el segundo tiempo en el que fue superado por Crucero del Norte.El empate 0-0 le sienta mejor al conjunto dirigido por Javier López, que en la etapa complementaria prácticamente no pateó al arco y estuvo mucho más cerca de perder el partido que de ganarlo. A la hora de los merecimientos, se podrá decir que el Colectivero fue algo superior y quizás en el balance final hubiese estado bien que gane el encuentro por lo hecho en los segundos 45 minutos.

Lo del Sabalero fue realmente muy tibio, sin un patrón de juego, más allá de que el estado del campo no ayudaba para trasladar el balón al ras del piso. No obstante, no debiera ser utilizado como justificativo a la hora de encontrar una explicación para tan flojo funcionamiento. Colón sigue siendo un equipo lento y previsible en ataque, que ayer apostó por el pelotazo para Lucas Alario y Cristian García, quienes casi siempre perdieron con los defensores rivales.

Apenas algunas apariciones de Cristian Guanca por la banda izquierda fue lo más claro del equipo visitante, en una mitad de cancha que no tenía juego ni mucho menos creatividad para intentar romper la mediocridad generalizada.

En un primer tiempo mal jugado y en donde abundaron las imprecisiones, fue Colón el equipo que estuvo más cerca de ponerse en ventaja, producto de dos situaciones muy claras de gol. Sin embargo, en ambas los delanteros rojinegros fallaron en la definición. A partir de allí se explica el 0-0 de los primeros 45’ que evidenciaron los inconvenientes que tuvieron los dos equipos para manejar el balón.

En la primera media hora pasó muy poco frente a los arcos, apenas algunas insinuaciones, hasta que a los 30 minutos una habilitación de Cristian Guanca dejó mano a mano a Cristian García con el arquero del Colectivero. El remate del delantero encontró la humanidad de Horacio Ramírez, quien le ahogó el grito de gol. 

Y tres minutos más tarde, el Ruso le cedió el balón a Lucas Alario quien ingresando por izquierda desperdició la chance, definiendo de manera displicente para entregarle el balón al arquero local. La quiso picar y regaló de manera increíble la posibilidad de establecer el primer gol.

Fueron dos chances concretas para decretar la ventaja, pero la mala puntería hizo que el conjunto local mantuviera la igualdad y sobre el final se animara a volcar el juego sobre el arco custodiado por Jorge Broun. La más clara llegaría a los 38’ cuando Ernesto Álvarez aprovechó un resbalón de Franco Lazzaroni y dentro del área remató de manera imperfecta por arriba del travesaño. No hubo tiempo para más en un deslucido primer tiempo, en donde los protagonistas demostraron sus carencias a la hora de definir en el arco rival.

En el segundo tiempo el conjunto local adelantó sus líneas, se animó a buscar el triunfo y Colón se replegó demasiado  en el terreno de juego. En consecuencia Crucero dispuso de las chances más claras de gol: a los 8’ Piti Álvarez ingresó por el centro del área, pero una rápida intervención de Fatura Broun alcanzó para tapar el remate que tenía destino de gol.

Por su parte, a los 23’ el ex-Unión, Alejandro Pérez, realizó una maniobra individual superando a tres rivales, pero su remate se fue por arriba del horizontal. Sin embargo la más clara de todas fue a los 38’ cuando Nicolás Martínez, quien había ingresado en el complemento, estrelló su disparo en el caño derecho de Broun, quien a esa altura estaba vencido.

En esa acción, la suerte jugó en favor del Sabalero que en los últimos minutos y pese a las variantes que realizó el DT, no supo cambiar la cara. Fue una preocupante actuación de Colón, que tiene como consuelo el punto obtenido, pero jugando ante rivales de mayor jerarquía no le alcanzará para salir airoso como sucedió anoche en tierras misioneras.

Mariano Cassanello/ Ovación Santa Fe/ mariano.cassanello@uno.com.ar

¿Te gustó la nota?