Ovación

“No tuve muchas chances”

Mientras descansa junto a su familia en Tandil, Facundo Callejo charló con Ovación respecto a lo que fue su experiencia en Colón. “Me queda una sensación amarga más allá de la satisfacción por ascender”, aseguró

Jueves 18 de Diciembre de 2014

Volvió al club luego de un brillante semestre con la camiseta de Gimnasia de Jujuy en donde marcó nueve goles. Diego Osella le solicitó a los dirigentes que Facundo Callejo retorne a la institución porque lo iba a tener en cuenta más allá de que la dirigencia del Lobo junto a Mario Sciacqua iniciaron gestiones para que se quede.

Fue  titular en la Copa Argentina y con un golazo de su autoría el Sabalero derrotó a Lanús por 1-0 en el estadio de Arsenal para la clasificación a los octavos del final. Por su parte en el torneo de la “B” Nacional arrancó entre los 11 e incluso marcó un gol en el triunfo como local ante Guaraní Antonio Franco por 4-1. Sin embargo, una lesión en la rodilla que sufrió en el choque ante Argentinos le fue restando posibilidades y a partir de ese momento ya no tuvo la chance de jugar. Mucho menos con la llegada de Reinaldo Merlo, quien ni siquiera lo tuvo entre los concentrados más allá de ser el goleador en los entrenamientos. De descanso en Tandil donde es oriundo, Callejo charló con Ovación respecto al semestre que pasó en Colón y a las aspiraciones que tiene pensando en el futuro.

“Estoy muy contento porque logramos el objetivo, cuando uno se pone una meta y la logra indudablemente que siente mucha satisfacción. Estuvimos en la zona más complicada, de hecho hasta ahora están jugando para definir los ascensos, pero entendimos desde el primer momento que debíamos devolver el club a Primera en donde le habían robado el lugar y por suerte se pudo dar”, fueron sus primeras reflexiones.

En relación al balance de su actuación personal, expresó: “Mucho balance no se puede hacer, ya que no tuve la posibilidad de jugar demasiado y de demostrar mis condiciones. Arranqué jugando, después me lesioné y ya no tuve chances de jugar, por lo cual no puedo hacer un balance completo. De todas maneras creo que no venía haciendo las cosas tan mal cuando me había tocado jugar”.

En cuanto a la bronca por no estar en la definición, opinó: “Me queda la sensación amarga de no terminar jugando, en su momento me lesioné, pero luego me recuperé y me sentía muy bien en los entrenamientos. Pero se fue el técnico (Osella) y el que llegó (Merlo) no me tuvo en consideración. De todos modos seguí entrenando con la misma alegría y predisposición por el bien del equipo”.

—¿Sentís que en lo futbolístico diste un paso atrás teniendo en cuenta el nivel que mostraste con la camiseta de Gimnasia de Jujuy?

—En Gimnasia viví el mejor momento futbolístico, jugué todos los partidos y además fui el goleador del equipo. Por eso cuando llegué a Colón tenía otras expectativas, me tocó ser titular en el inicio, pero por diferentes motivos fui perdiendo continuidad.

—¿Te dolió no poder estar dentro de la cancha en los últimos partidos donde se definió el ascenso?

—Sí me dolió porque uno siempre quiere estar, además en las últimas semanas en las prácticas de fútbol había marcado seis goles y me sentía muy bien. Me habían hablado de que existía la posibilidad de que juegue en la última fecha y después ni siquiera estaba dentro de los 20.

—Tenemos entendido que el día del partido con Boca Unidos ya estabas en Tandil y no te quedaste con tus compañeros a festejar...

—En la última fecha había hablado con uno de los dirigentes porque tenía un problema personal y me dio autorización para venir, fue nada más que eso. Yo les avisé de mi problema, lo entendieron y me dejaron venir.

—Y en cuanto al futuro, ¿tenés ganas de seguir en Colón o pasar a otro equipo para alcanzar continuidad?

—Mi idea siempre fue la misma y es la de poder jugar y sumar experiencia. Obviamente que al tema de las posibilidades no las manejo yo sino mi representante. En ese sentido yo estoy al margen respecto a cuál será mi futuro. Tengo entendido que lo llamaron para averiguar mi situación, pero la realidad es que ahora estoy disfrutando de mis vacaciones con la familia después de un año muy bueno en donde tuve la posibilidad de mantener la categoría con Gimnasia de Jujuy consiguiendo 37 puntos en una campaña histórica y luego la chance de ascender con Colón. 

—¿Significa algo que Merlo siga en el cargo pensando en tu futuro y en que no tuviste la chance de jugar?

—Quizás desde el inicio tenga menos chances de jugar y esté más relegado si continúa Merlo. De todas maneras si me toca seguir en el  club lo haré con las mismas ganas de siempre e intentando tener la chance de mostrarme. Si me toca arrancar desde atrás la pelearé como lo hice siempre porque nadie me regaló nada. Yo estoy con la conciencia tranquila sabiendo que siempre entregué lo mejor. Y si no jugué se debió a que el técnico eligió a otros compañeros. Pero ahora en mi cabeza está disfrutar con la familia ya que hacía tiempo que no los veía.

Por Mariano Cassanello / ovacion.santafe@uno.com.ar

¿Te gustó la nota?