El seleccionado mayor de la Unión Santafesina de Rugby se despidió del Campeonato Argentino de Mayores que organiza la UAR con una derrota frente a Mar del Plata por 27 a 20 en cancha de CRAI.

El proceso que tuvo como cabeza de grupo a Federico Fernández, fue bueno desde el punto de vista de lo grupal, pero no se le dieron los resultados. Salvo el triunfo ante Sur en Sauce Viejo, luego fue derrotado por Entre Ríos en Paraná, Nordeste en Corrientes, Uruguay en Universitario, y finalmente, los marplatenses en la autopista.

El grupo humano que se conformó sin dudas resulta lo más destacable. La gira realizada a Chile fue más que positiva, porque logró el objetivo de unir a los jugadores que conformaron el seleccionado santafesino.

El cuerpo de entrenadores que completaron Maximiliano Bustos, Diego Colli y Pablo Martegani, más el aporte Gonzálo Carrasco, Hugo Peralta, Juan Ignacio Muller, Juan Luis Vasella, Walter Hrycuk, Fernando Yódice, José Hugo Paladini, Juan Nepote y Hugo Millaá, más el apoyo del concejo directivo de la USR, presidido por Jorge Bruzzone, fue muy importante.

Tras la derrota ante los marplatenses, el head coach Federico Fernández, le dijo a Ovación que "en el partido con Mar del Plata nos pasó lo mismo que en el resto del proceso. Tuvimos partidos muy parejo, donde nos costó cerrarlo, donde te queda un sabor amargo, ya que los perdimos en el final".

"Te queda una fea sensación porque estuvimos a la altura de las circunstancias, pero bueno, no era este el año nuestro, no tuvimos resultados positivos, y no hay que hechar mano a las excusas", expresó Pica sobre lo sucedido en cancha de CRAI.

El excapitán del seleccionado santafesino, sostuvo que "Mar del Plata fue un duro rival, un partido complicado, merecido campeón, igualmente creo que lo neutralizamos bastante bien. Por momentos dió la sensación que podíamos lograr cerrar el partido, pero físicamente creo que estuvieron mejor, sobre todo en el tramo final. Nosotros veníamos muy golpeado en ese sentido, y los sentimos".

"Lo mejor del proceso creo que fue el grupo humano. No pudimos resolver situaciones desfavorables, será cuestiones que uno puede ver como resolverlas y plantearlas para el futuro. Son derrotas de las que se puede y debe aprender pero fue un proceso muy lindo, y lo vivimos con mucha intensidad", comentó quien será el entrenador principal del plantel superior de CRAI el año venidero.

"La verdad es que la pasamos muy bien, el plantel se armó de modo positivo, pero lamentablemente no nos acompañaron los resultados. Tuvimos muchos inconvenientes para la conformación del plantel por las lesiones, pero creo que terminamos con la cabeza bien alto", señaló Pica.

Destacó que "pudimos mirarnos todos a los ojos, y expresar que se había dejado todo. Los chicos entrenaron muy duro, jugamos un campeonato muy intenso, con rivales muy buenos, y nos queda la sensación amarga porque teníamos un plantel para poder alcanzar los objetivos que nos habíamos propuesto".

Finalmente, fue claro al expresar que el "el torneo llega en un momento en que el jugador siente mucho el cansancio. La verdad que en ese sentido es tremendo, habría que ver como se reorganiza si se vuelve a jugar el Campeonato Argentino. El calendario rugbístico se ha prolongado, y muchos de estos jugadores han arrancado el año jugando competencias nacionales, luego el regional, y eso desgasta".