Ovación

Otro concierto de Messi y Barcelona

El conjunto catalán arrasó por 7-1 a Osasuna, con dos tantos de la Pulga, uno de Mascherano, dos de Alcácer y dos de Gómes, los dirigidos por Luis Enrique mantuvieron encendida su ilusión de quedarse con la Liga. Antes del partido, le hicieron un renocimiento al argentino

Miércoles 26 de Abril de 2017

Luego del espectacular triunfo en el clásico, Barcelona hizo una fiesta en Camp Nou en la que no faltó nada. El equipo de Luis Enrique goleó por 7-1 a Osasuna, último en la Liga, y se subió, por un rato, a la cima en soledad del torneo. Lionel Messi, que recibió un homenaje por sus 500 goles, hizo un doblete y Javier Mascherano marcó por primera vez con la camiseta del conjunto catalán.


Para el argentino se desplegó una bandera en una de las tribunas de Camp Nou, con la leyenda "Gracias Messi 500". La Pulga que llegó al partido con 343 goles en la Liga de España, 94 en la Liga de Campeones, 43 en la Copa del Rey, 12 en la Supercopa de España, 5 en el Mundial de Clubes y 3 en la Supercopa de Europa, comenzó así a ser la gran figura en la noche catalana luego de su fantástica actuación contra Real Madrid.

Y la siguió en el partido, porque no tardó en responder. A los 11', robó una pelota en la mitad de la cancha, corrió 40 metros con el dominio y al llegar al área, en velocidad, la colocó por encima del arquero. Gol y punta para el Barcelona. Los hinchas celebraron como lo hizo el propio Messi en el 3-2 sobre el Real Madrid en el Bernabéu.

El segundo del Barcelona llegó a los 30'. André Gomes tocó dentro del área un centro del croata Ivan Rakitic para anotar el 2-0. En el comienzo del segundo tiempo, el Osasuna pudo descontar. A los 2', Roberto Torres ejecutó un tiro libre tras una falta de Sergio Busquets, y la clavó cerca del palo en el que debía estar Ter Stegen. El arquero alemán se corrió, apenas remató el rival, al sector que cubría la barrera.

La insinuación del equipo visitante duró poco. Porque a los 11', André Gomes metió su segundo gol, tras agarrar un rebote de un remate al palo de Gerard Piqué. Y poco después llegaría otro de Leo. A los 15', La Pulga tomó la pelota en tres cuartos de campo rival, avanzó unos metros y sacó un zurdazo que se metió pegado a un palo para el 4-1. Inmediatamente Luis Enrique lo sacó, pensando en los próximos compromisos del equipo.

El 5-1 llegó a los 17', con un toque al gol de Paco Alcácer, quien también se sumó a la fiesta goleadora. Y a los 21' del segundo tiempo llegó un momento muy esperado por los hinchas del Barcelona: el primer gol de Javier Mascherano en el equipo español, en 319 partidos. Fue de penal, tras una falta que le hicieron a Denis Suárez. Inolvidable.

¿Te gustó la nota?