Ovación

Palabras calientes

Luego de la derrota frente a Guaraní Antonio Franco, el entrenador Diego Osella disparó con munición gruesa en relación a la producción del equipo. Por ello, Ovación consultó al hincha por dichas declaraciones

Lunes 03 de Noviembre de 2014

Las durísimas y explosivas declaraciones que realizó el técnico Diego Osella luego de la dura derrota de Colón frente a Guaraní Antonio Franco de Misiones aún hoy resuenan fuerte. Está claro que no es normal escuchar hablar a un entrenador de esa manera e, incluso, dando nombres propios como en el caso de Lucas Alario.

La frase:“Somos unos salames” grafica de manera contundente el enojo del técnico para con sus jugadores, pero además al mismo tiempo realizó una autocrítica respecto al mensaje que no supo bajar hacia el  plantel para afrontar el encuentro ante el elenco misionero. 

Si bien Osella tenía motivos de sobra para estar enojado, por lo que fue el rendimiento del equipo y también el comportamiento dentro del campo de juego de Alario, da la sensación de que se extralimitó y que, lo más coherente, hubiese sido que la charla se dé puertas adentros del vestuario para no magnificar más aún la situación.

A favor del conductor Rojinegro habrá que decir que siempre se muestra visceral y espontáneo, tanto en los triunfos como en las derrotas, y que además, da la cara aún en los peores momentos. Siempre después de cada partido o en el contacto habitual de la semana le pone el pecho a las preguntas.

Después podrá gustar o no lo que dice y estar en acuerdo o no, pero quizás su mayor virtud está en que no se pone el casete. Después de la derrota por 4-0 ante San Martín de San Juan manifestó que era un resultado saca técnicos. Pese a que en ningún momento se le cruzó por la cabeza renunciar. Cuando el equipo jugó mal lo dijo y siempre manifestó que Colón no está dentro de los equipos que lucen o juegan bien. Incluso lo reiteró el otro día respecto a que a este equipo no le sobra nada y que, si no juega con el cuchillo entre los dientes, será muy difícil ganar.

Con el correr de los días el fuego  que se desató en Misiones con la derrota  le fue dando paso al agua caída en Santa Fe y al inicio de la semana que lo tendrá al Sabalero con fecha libre. Por tal motivo, Ovación recorrió la Peatonal santafesina para consultar a los hinchas respecto a los dichos de Osella y si estaban de acuerdo con el tono y las palabras que empleó.

Algunos simpatizantes se mostraron de acuerdo con el DT, teniendo en cuenta el disgusto por la producción del equipo en tierras misioneras, entendiendo que se trataba de una oportunidad única para seguir sumando y consolidando la posición en la zona de ascenso. En cambio otros, de manera rotunda, se encargaron de exponer sus diferencias con el técnico, exponiendo que esas discusiones deben darse puertas adentros, ya que sino implicaría romper los códigos del vestuario.

Ayer el plantel retomó los entrenamientos por la tarde en el predio y allí Diego Osella se encontró nuevamente con los jugadores. Más allá de todo lo sucedido, tanto el cuerpo técnico como el plantel tienen en claro que el último partido les debe servir como enseñanza. Si bien las palabras del nativo de Acebal no le cayeron bien a los futbolistas, ellos saben que faltan cinco partidos para el final del campeonato y que no tampoco se pueden dar el lujo de distraerse en esas cuestiones.

¿Te gustó la nota?