Independiente goleó este viernes por la noche 8 a 0 a Central Ballester en su debut en la Copa Argentina, en un partido que mostró la diferencia entre la máxima categoría y la Primera D.

El festival de goles llegó de la mano de Martín Benítez, que marcó un triplete; Silvio Romero hizo dos; mientras que Fernando Gaibor, Maximiliano Meza y Carlos Benavídez convirtieron en una ocasión cada uno.

El último antecedente de una goleada tan abultada por parte del conjunto de Avellaneda data del Apertura 2002, cuando el equipo que en ese entonces dirigía Américo Rubén Tolo Gallego le ganó 7 a 1 a Colón en la histórica Doble Visera.

Central Ballester, el único equipo de Primera D que llegó a la Fase Final del certamen, no pudo oponer resistencia al nivel del Rojo, que hizo y deshizo a su antojo en el Estadio Antonio Romero, en la ciudad de Formosa.

Así, los Diablos avanzaron hacia los 16avos de final, en donde enfrentarán al ganador de San Martín de San Juan y Brown de Arrecifes.