Ovación

Paulina Contini no detiene sus entrenamientos en El Quillá

La palista santafesina Paulina Contini sigue remando, y lo hace en el lago del Parque General Belgrano de El Quillá junto al experimentado Rubén Rézola.

Martes 22 de Septiembre de 2020

Paulina Contini una de las deportistas santafesinas con mayor proyección, pero no hay dudas que tiene un presente para destacar. El año pasado formó parte en un montón de competencias en las que se destacó en las que compitió con el equipo nacional. Se inició a los 13 años, estuvo entrenada por el profesor Gabriel Cipolatti, y además de remar estudia ingeniería Química en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) de la Universidad Nacional del Litoral.

A pesar de la cuarentena y la suspensión de las actividades, como integra un seleccionado nacional, Paulina cuenta con un permiso para poder seguir remando, por eso es normal verla entrenando en el lago del Parque del Sur junto al palista olímpico Rubén Rézola, con quien se lleva muy bien. Paulina Contini tuvo un buen desempeño en los Panamericanos de Lima del año pasado, y sigue sumando experiencia en su aquilatada carrera deportiva.

"Este tema de cuarentena al principio fue bastante duro porque fue un cambio bastante grande. Nosotros teníamos todo el año deportivo planificado con competencias y de una semana para la otra se cortó todo. Se fueron cancelando todas las competencias, hasta que finalmente se suspendió todo lo que íbamos a tener en el año" le dijo Paulina Contini a UNO Santa Fe.

Paulina Contini, talentosa palista del Club Náutico El Quillá comentó que "mantener el entrenamiento cuando comenzó la cuarentena fue bastante complicado. Por suerte desde el gimnasio del club me prestaron las pesas para hacer gimnasio y la parte física. Después lo que sería la parte del agua, del club me llevé a mi casa un ergómetro, que es una máquina que simula remar. Al principio fue eso, y después por suerte pudimos volver a remar".

image.png
 Paulina Contini, de El Quillá, cuenta con un permiso para remar por integrar el equipo nacional.

Paulina Contini, de El Quillá, cuenta con un permiso para remar por integrar el equipo nacional.

Paulina Contini agregó que "la vuelta fue muy positiva, pero tuvimos que adaptarnos y cumplir con un protocolo. El protocolo básicamente dispone que hay que conservar el distanciamiento social, sobre todo que no esté mucha gente junta. En la entrada al club te toman la temperatura, te colocan alcohol, registran el ingreso, la colocación del barbijo, lavarse las manos, aunque acá no funcionan los vestuarios por una cuestión sanitaria. Pero el protocolo se cumple, y el club se encarga de hacerlo cumplir".

"Volvimos a remar en junio pasado, estuvimos tres meses sin poder hacerlo, y fue una vuelta dura porque no es lo mismo con el simulador. Nosotros pasamos mucho tiempo arriba del bote, y al principio cuando volvimos a remar pensé que en cualquier momento me caía, pero por suerte no pasó. Hubo que readaptarse a la pala, al bote y recuperar la estabilidad. Nosotros tratamos de mantener la forma del entrenamiento lo más que se pudo, pero algo se perdió inevitablemente" expresó Paulina Contini quien el año pasado representó al país en los Juegos Panamericanos de Lima.

image.png
El entrenamiento lo realiza junto al olímpico Rubén Rézola en el lago del parque de Sur.

El entrenamiento lo realiza junto al olímpico Rubén Rézola en el lago del parque de Sur.

En cuanto a cómo es un día en su jornada deportiva Paulina Contini comentó que "vengo a El Quillá a la mañana a remar, hago uno o dos turnos de agua, si vengo temprano, tipo once y algo ya estoy en mi casa. Luego, almuerzo, descanso un poco, y a la tarde tengo gimnasio, en determinadas jornadas me toca salir a correr. La parte de gimnasio la sigo haciendo en mi casa, porque el club me dotó de los elementos necesarios ".

Más expresiones desde el parque del Sur

"En este momento que están los clubes cerrados, nosotros podemos seguir remando porque contamos con una autorización especial ya que somos deportistas e integramos una selección nacional. Y en eso debemos agradecer al club que siempre está dispuesto a ayudarnos en todo eso, sobre todo ahora que retrocedimos un poco de fase por los casos que se han registrado de gente con el coronavirus. Con eso de que somos de selección el club se portó muy bien en este tiempo y ayudarnos en todo lo que pueden" comentó Paulina Contini.

En relación a que competencias tenía previstas para este año Contini señaló que "había quedado en el equipo sub 21 para ir al panamericano que se iba a desarrollar en Brasil, que para el equipo señor era clasificatorio olímpico, y para nosotros clasificatorio panamericano, ya que el año próximo son los juegos panamericanos de la Juventud en septiembre. En este último tiempo se confirmó que, si todo marcha bien, se va a a realizar, así que en teoría voy a estar en el equipo para clasificar y posteriormente para ir a esos juegos".

A cerca de cómo se inició en el canotaje, Paulina expresó que "mi hermana, que es discapacitada, empezó la colonia de vacaciones acá en El Quillá en el verano, y entonces yo de hermana celosa dije yo también quiero empezar algo. Tenía 13, ya era más grande para la colonia, me mostraron los deportes que había, y eran hockey o canotaje, y el canotaje me pareció algo novedoso. En su momento no había muchas mujeres remando, pero ahora está creciendo. Cada año se ven más chicas o nenas que empiezan a remar. Pero cuando yo me inicié era una de las pocas".

image.png
Estudiante de ingeniería Química en la FICH comenzó a remar a los 13 años. 

Estudiante de ingeniería Química en la FICH comenzó a remar a los 13 años.

Agregó que "me gustó mucho, le empecé a meter, y una cosa fue llevando a la otra. Para un Argentino me puse a entrenar un poco más y quedé convocada para una selección, y después volví a quedar elegida, y llegó luego el sudamericano, el panamericano, y no paró más. El año pasado en los juegos de Lima fue difícil, porque era mi primer año en la categoría señor, y competía contra chicas más grandes y experimentadas, pero quedé impresionada con todo lo que me tocó vivir. Anteriormente hicimos una gira por Europa, y el quinto puesto significó mucho".

Finalmente comentó que "entrenar con Rubén Rézola acá en el club es muy bueno, no sabría que sería sin su apoyo. La verdad es que nos ayudamos entre los dos, porque estamos solos, no hay nadie en el club, y está bueno tener un compañero de equipo, poder coordinar y apoyarse uno en el otro, sobre todo con su experiencia y los pergaminos que tiene en este deporte, lo cual lo tomo positivamente".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario