Franco Armani todavía no firmó su contrato con River y Atlético Nacional parece que no le va a hacer fácil la negociación al arquero.

El equipo colombiano no quería dejar ir a una de sus figuras y, ahora, intenta dilatar todo lo posible el cierre de la operación.

La institución de Medellín no aprueba todavía los avales presentados por River y, de esta manera, no se puede llevar adelante la firma del contrato.

Armani se cansó, se comunicó con el presidente de Atlético Nacional, Andrés Botero, y le aseguró que en caso de que hiciera caer el pase no volvía a Colombia.

En River esperan que este tire y afloje finalice en las próximas horas, para que Armani se convierta de manera oficial en jugador del Millonario y pueda viajar a Miami para ponerse bajo las órdenes de Marcelo Gallardo.