Ovación

Permanencia santiagueña con identidad santafesina

Gabriel Zuvinikar, ex Colón, Héctor Desvaux y Martín Zapata, ambos ex Unión, se convirtieron en tres baluartes de Central Córdoba de Santiago del Estero, en la heroica permanencia en la B Nacional lograda este fin de semana.  

Jueves 19 de Noviembre de 2015

En la sofocante y calurosa tarde de este domingo en la capital santiagueña, en el estadio Alfredo Terrera, Central Córdoba aseguró la permanencia en la B Nacional y lo celebró junto a toda su gente luego de vencer por 1 a 0 a Ferro. El objetivo logrado tuvo sabor a hazaña, ya que el mundo fútbol veía al Ferro santiagueño casi condenado a perder la categoría. Pero en una remontada heroica, logró 17 de los últimos 21 puntos en juego y terminó sellando la permanencia en la segunda división del fútbol argentino.

Y de este logro con gusto campeonato, hay que destacar a tres bastiones del equipo dirigido por Luis Medero, ex jugador de Colón de Santa Fe: Gabriel Zuvinikar, ex Colón, Héctor Desvaux y Martín Zapata, ambos ex Unión.

Tanto el "colorado" Zuvinikar como el capitán de Central Córdoba, el "pelado" Desvaux, fueron compañeros de zaga y le brindaron solidez a la defensa del ferroviario. El "Colorado", un marcador central de buena contextura física, inició su carrera en Colón, equipo en el cual integró el plantel de Primera División en la temporada 2005/06. Por su parte, "Pipo" Desvaux, referente y capitán del plantel, se formó y debutó en el Tate en el año 2001. Luego militó en diversos clubes de la B Nacional y viajó a jugar a Chile en 2010. Tras su regreso al fútbol argentino, continuó su carrera en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, pasando por otros clubes del ascenso, siempre reconocido por su entrega, temperamento y rudeza a la hora de defender.

Pese a su resistida llegada al club santiagueño por su bajo nivel futbolístico, fecha a fecha Martín Zapata se fue encontrando con su mejor versión y se consolidó en la mitad de cancha convitiéndose en uno de los jugadores emblema del equipo. "Zapatita" debutó en el año 1999 en Unión y permaneció en el club hasta 2004, integrando el plantel que descendió a la Primera B Nacional en 2003.

¿Te gustó la nota?