La frustrada salida de Mauricio Pinilla del plantel de la Universidad de Chile mantiene en vilo al cuadro azul. Los propios jugadores aseguran que no saben qué está pasando con el delantero y, según contó este martes Matías Rodríguez, ni siquiera han hablado con él para aclarar el tema, según consigna el diario La Tercera.

"Todavía no tenemos la posibilidad de conversar con él. Seguro tendrá sus razones y las va a explicar. Pero él ya es grande y sabe que el tema no se manejó bien -aseguró el argentino. Cuando venga dará su explicación y todo quedará arreglado. Pero hasta ahora no sabemos qué va a pasar. Estamos todos en la misma, queriendo saber cómo va a terminar esto", subrayó.

El defensor, además, exhibió su crítica visión de los hechos, asegurando que "fue raro" cómo se presentaron los hechos, con el gerente deportivo Ronald Fuentes asegurando que el futbolista dejaba el club y con el propio deportista asegurando su permanencia. "No entendíamos nada. Uno decía que ya no estaba en el equipo y el otro que sí. No sabíamos nada de lo que estaba pasando. Fue raro. En lo personal, con Ronald tengo buena relación, como varios. Acá el diálogo es fluido. Pero ahí hubo algo extraño", aseveró.

También, reconoció que disiente con Johnny Herrera, quien expresó que Pinilla los "dejó tirados" en el norte, previo al duelo con Antofagasta. "Johnny dijo que Pinilla nos dejó tirados, pero yo tengo otro punto de vista. Él (Herrera) tiene su estilo. Es muy frontal. Yo prefiero ser frontal de frente con la persona", declaró.

En tanto, se mostró confiado en que, pese a las salidas de Araos, Lorenzo Reyes y eventualmente Pinilla, el grupo pueda sacar adelante la tarea y seguir peleando por el campeonato. "Afecta que se vaya gente. Pero tenemos un plantel muy bueno. Los que estamos nos vamos a brindar al máximo. El técnico se tiene que rearmar con lo que hay. Lo he visto entusiasmado, con ganas de que seamos un equipo fuerte mentalmente. Acá hay una institución, que está por sobre todo. Al que le toque jugar se tiene que romper el lomo. Miramos a todos los equipos y a todos los refuerzos del fútbol chileno. Pero nosotros tenemos que pensar en lo nuestro. Los nombres no te aseguran nada. Tenemos que trabajar y esforzarnos y, a la hora de jugar, hacerlo con el cuchillo entre los dientes. Tenemos las herramientas. Hay que consolidar un poco más y ser más fuertes mentalmente. Hay que seguir por el camino del esfuerzo", remató.

"Últimamente nos hacen un gol y no nos podemos levantar -se lamentó. Pero tenemos que sacarlo adelante. Hay plantel. Confiamos en el equipo. Y seguramente saldremos adelante. El segundo tiempo contra Antofagasta no lo podemos analizar, porque no jugamos. Nos mirábamos y no podíamos creer lo que estaba pasando y cómo habíamos cambiado de un tiempo a otro", sentenció.