Una de las embajadoras que tiene nuestro hockey. Gran referente; no solo como jugadora, sino también como destacada capitana, compañera, amiga, y principalmente por su calidad humana. De un corazón gigante dentro y fuera de la cancha.

Carismática, encuentra desafíos constantemente. Combinó estudios, trabajo y deporte. Su actitud la mejora y potencia. Reúne mucha dedicación y ganas de superarse permanentemente.

Su valentía no cae nunca y la adversidad la agranda. Ahora, da un salto MUNDIAL. El camino no fue fácil para ella. Lo que hoy le toca vivir, sin duda, es el resultado de una carrera marcada por el sacrificio, la constancia y el continuo aprendizaje.

Soñó, creyó y fue más allá de lo imaginado. Representar a un país tiene una responsabilidad muy grande. Y ella será una de las 10 argentinas que defenderá los colores de Italia que clasificó por primera vez a una Copa del Mundo. La cita es en Londres. Junto a Eugenia Bianchi, Ivanna Pessina, Marcela Casale, Mercedes Socino, Lara Oviedo, Valentina Braconi, Giuliana Ruggieri, Eugenia Garraffo, Eugenia Mastronardi afrontarán una experiencia inolvidable desde este domingo. Italia integra el grupo A. Debuta este 22 de julio ante China, luego saldrá a la cancha el 27 de julio ante Corea y cierra la participación de la fase inicial ante Holanda el 29 de julio.

Sólo escuchar lo que dicen algunos de sus seres queridos, magnifican aún más su obra deportiva y personal. Algunas amigas de hockey y de su vida, junto a sus entrenadores, quienes la formaron, y parte de su familia se expresaron para felicitarla, reuniendo grandes elogios, cualidades y anécdotas junto a "Pupi":

"Es mi ejemplo de deportista" - Por Dolores "Lola" García (amiga y ex compañera en Ateneo, SFRC y seleccionado ASH. Actual jugadora de Jockey de Rosario)

Con Pupi nos llamamos hermana, así que así resumiría nuestra relación. Compartí incontables partidos, empezado de inferiores. Siempre después de nuestro partido, esperábamos el pollo con ensalada y papas fritas que mi papá nos llevaba siempre cada sábado a la tierra batida de Ateneo. Compartimos muchos torneos de clubes y de selecciones. Ascensos, descensos desde el Sub-15. Siempre se destacó desde chica, no solo por sus habilidades, sino por la constancia, disciplina, y riguroso entrenamiento. Ella fue y es mi ejemplo de deportista; líder de dónde se la mire, con temperamento, AUTOCRÍTICA y solidaria. Adentro de la cancha te ordena y con una mirada ya sabemos cómo seguir. En los torneos siempre dormíamos juntas y los análisis de los partidos eran eternos. Hoy como no estamos jugando juntas, si una ve a la otra jugar siempre nos pedimos consejos y nos remarcamos nuestras virtudes y errores Jeje. Si vamos a ver hockey por ahí analizamos con detalle lo que vemos. A pesar de la distancia que caracteriza nuestra amistad, nunca fue un problema. Siempre estuvimos de alguna manera conectadas, y cada vez que nos vemos aunque sea una vez cada tres meses no cambia nada. A tu pregunta de qué sigue intacto entre nosotras es la risa tentada. Tenemos la maldita virtud de contagiarnos la risa y es totalmente vergonzoso porque ninguna se caracteriza por tener una risa muy desapercibida. Pupi es distinta, y la experiencia que hoy le toca vivir es pura y exclusivamente ganada con cada gota de sudor...No es casualidad. Tiene una habilidad y destreza por naturaleza, pero es un animal entrenando. Y si algo la caracteriza como persona es la transparencia y sinceridad. ¿Logra desconectarse del hockey? Si!!!! Bailando je. Otra anécdota es que si salimos juntas en año nuevo nos tiramos a la pileta del boliche jajajaja

Disfruta hermana cada segundo dentro y fuera de la cancha. Te adoro, admiro y te voy a seguir cada minuto.

"Es la coronación a una vida dedicada al deporte" - Por Nicolás Traverso (hermano)

Celina es la menor de tres hermanos. A lo largo de su infancia fue adquiriendo habilidades para sobrevivir que hoy aplica en el campo de juego. Velocidad: si había ocho milanesas, nada de dividir en partes iguales. Aquel que se demoraba comía menos. Garra: al contar con una sustancial diferencia física en su contra, y teniendo en cuenta que muchas de las contiendas se dirimían con la conocida "pelea de Hermanos". Celina supo asimilar golpes que cualquier otra mujer no hubiese podido resistir y al mismo tiempo lanzar certeros contraataques. Astucia: solíamos quedar a cargo de ella, debido a motivos laborales de nuestros padres, y Emilio ofrecía como solución atarla con cintos a la silla. Volvimos a las horas y nos sentíamos triunfantes al verla aún atada. Tiempo después, nos enteramos que andaba libremente vagueando mientras nosotros pensábamos que estaba en reclusión. Inteligencia: nada pudimos ofrecerle, siempre fue un avión a chorros y hoy disfruta de las metas alcanzadas.

Parece que fue ayer cuando fuimos a ver su debut en Primera vistiendo los colores de Ateneo Inmaculada. Hoy estamos a minutos de verla jugar la Copa del Mundo. Triunfos, derrotas, viajes, lesiones y hasta la disolución de su equipo marcaron su carácter como jugadora y persona. Este momento que está viviendo es la coronación a una vida dedicada al deporte. Como hermano solo puedo decir el enorme orgullo y felicidad que siento al verla cumplir un sueño que no llegó de la noche a la mañana, sino que fue el resultado de incansables gotas de sudor y sacrificios realizados durante años.

La gorda Cheli, es crack, juegue o no Mundiales, dentro o fuera de la cancha y tengo la enorme suerte de ser su hermano.

"Nos llena el alma y de orgullo" - Por Florencia Masino (ex entrenadora de SFRC)

"Es de esos personajes que la vida te regala. Sumamente querible, mandada, alegre, generosa, de un corazón enorme. Jugadora de gran habilidad, que lee el juego como pocas. Pero si hay algo que la caracteriza es la garra, la entrega en cada entrenamiento, en cada partido. Lo que está viviendo es el fruto de los años de constancia, dedicación, esfuerzo y corazón en este deporte. Verla con la camiseta italiana nos hace poner la piel de pollo, nos llena de orgullo, nos llena el alma. Gracias por ser del santa, gracias por ser mi amiga.

¡Te deseo lo mejor del mundo, divertite, disfruta cada momento. Un mundial lo juegan pocos, pero lo vivimos todos!!! Vamos azurre!!"

"Es una héroe para el deporte santafesino" - Por Emilio Traverso (hermano)

Una remadora por excelencia. No caben dudas que el estilo Mascherano de juego es gracias a la voluntad que puso para superar la adolescencia dificilísima que le hicimos pasar los hermanos. Tengo una anécdota que sin lugar a dudas contribuyó a forjar el carácter. Yo tenía 12, Nicolás 10 y ella no más de siete cuando se jugó el clásico del barrio sur en la plaza Rosario, a la vuelta de la casa donde en ese entonces vivíamos los tres con mi mamá. Estábamos al cuidado de Pupi ese día a la siesta y teníamos que ir si o si al partido. Como buenos hermanos mayores, no queríamos que vaya con nosotros a ningún lado porque "molestaba". Era la hora del partido y no tuvimos más opción que llevarla. El otro equipo tenía camisetas y DT. Nosotros nada y encima nos faltaba uno. Ese fue el día del debut de Pupi en un partido de futbol muy picante en el que se jugaba un alfajor y la coca para cada uno, pero sobre todo el honor. Obviamente la gordita al arco y a rogar que no patearan. El partido iba 3-2 arriba nosotros y quedaba un minuto. Penal dudoso para los visitantes, pero el árbitro era el técnico de ellos y no pudimos protestar mucho. Me voy acercando para el cambio de arquero (teníamos una gordita rubia de siete años atajando y no era justo). - "No vale cambio de arquero" grita uno. Discutimos casi hasta los golpes, pero tenían el árbitro...y un poco de razón, así que el rival puso la pelota en el punto del penal y tomó carrera casi hasta la calle con intención de reventar el arco (hecho con remeras) y lo que estuviese adelante. Nuestro equipo estaba resignado porque nos empataban. Terminaba el partido y nos quedábamos sin la coca. Empieza a correr y le pega un remate tremendo que va a parar directamente a la panza de Pupi que se pone toda colorada, se dobla al medio y cae al piso dejando la pelota picando afuera del arco para que uno la reviente y ganemos el partido. Era tanta la alegría de nuestro equipo que la gordita no sabía si llorar del dolor o aprovechar el momento en que se convirtió en héroe para el grupo de amigos de los hermanos. Eso, sin dudas, fue lo que aportamos para que hoy esté brillando y vuelva a ser héroe para los hermanos, los viejos, los amigos y para todo el deporte santafesino. Ahora a disfrutar, a vivir el sueño de todo deportista y a seguir creciendo que lo mejor está por venir.

Fuerza gorda y #forzaazzurra. Te quiero mucho.

"De chiquita se notaba algo distinto en ella" - Por Leandro Reynoso (ex entrenadora de SFRC)

La conozco desde que tenía 10 años, y estaba en las infantiles de Ateneo. Yo había comenzado hace algunos años en el hockey trabajando en la parte física de ATE, y Pupi siempre estaba metida en las prácticas de las más grandes, siempre interesada y con ganas. Ya de chiquita se notaba algo distinto en ella. Cuando por desgracia se disolvió Ateneo, me preguntó si podía venir a jugar a SFRC, con un grupo de jugadoras que querían seguir juntas y desde ahí compartimos más momentos espectaculares. Siempre va al frente, la energía que contagia y genera en sus compañeras y la fuerza con la que realiza todo lo que se propone. Es una ganadora nata. Deseo que disfrute este mundial, que lo juegue al máximo, como siempre lo hizo, y fundamentalmente que se divierta. El entrenamiento y los sacrificios hechos en toda su vida deportiva, tienen este premio espectacular de poder jugarlo. El camino recorrido, al mirar para atrás, hace que el resultado sea el que en un par de horas estará disfrutando.

Fuente: ASH