Ovación

Puso la Gamba de punta: Unión le ganó a Crucero del Norte y es líder de zona

Unión sumó su cuarto triunfo al hilo al atender ayer a domicilio a Crucero del Norte por 1-0, con un gol sobre la hora del delantero mendocino. Así, el Tate se convirtió en el único líder de la Zona B, con 25 puntos.

Domingo 26 de Octubre de 2014

Unión hizo pata ancha en Misiones al derrotar a Crucero del Norte por 2-1, con gol de Lucas Gamba cuando el partido se moría, y quedó como único puntero de la Zona B, en uno de los partidos que le puso fin a la 15ª fecha de la Primera “B” Nacional. El Tate, que jugó con mucha personalidad, volvió a dar un paso gigante en su objetivo de retornar a la máxima división del fútbol argentino después de hilvanar su cuarto triunfo en fila. La única mala dentro de tanta alegría fue la lesión de Martín Fabro en el segundo tiempo.

En el primer cuarto de hora ambos se dividieron el liderazgo, aunque Unión fue el que apareció estar mejor parado y siempre presionando la salida del mediocampo rival. Pero después, fue el Colectivero, con Ariel Cólzera como el jugador más claro, de a poco fue incomodando a la visita. Incluso a los 9’, Crucero casi llega al gol cuando Romero le ganó las espaldas a Martínez y metió un pase perfecto entre los centrales para que Ávalos encare al uno santafesino, pero definió muy mal y la pelota se fue desviada.

Con el trámite parejo, el Rojiblanco tuvo sus opciones de gol, primero con un tiro de media distancia de Triverio a los 15’, que se fue por encima del travesaño, y tres minutos más tarde, Montero le ganó con facilidad a Dematei, entró al área y habilitó muy bien Triverio, pero Kike no pudo ante la humanidad de Germán Caffa, que la mandó magistralmente al tiro de esquina.

Así, a pesar del intenso y agobiante calor –a los 30’ el árbitro frenó las acciones para que los jugadores se refresquen– el partido fue atractivo, destacándose el rendimiento colectivo de la formación de Leonardo Madelón, que tuvo como principales actores a Rivas, Montero y en menor medida Malcorra, siendo complemento en la presión y marca del santotomesino Mauricio Martínez.

Mientras que los dirigidos por Gabriel Schurrer, siendo menos precisos e incisivos que Unión, complicaron cuando Cólzera jugó mano a mano con Santiago Zurbriggen. Después poco y nada. Quedó demostrado después de los 30’ que el claro dominador fue del Tate, aunque la etapa inicial terminara 0-0.

Puso la Gamba

El comienzo del segundo tiempo no tuvo la misma intensidad con la que finalizó la primera etapa. Seguramente debido a que las energías de los protagonistas ya no eran las mismas, aunque Crucero del Norte jugó unos metros más adelante y así le dividió el balón al Tate. Pero en el primer cuarto no hubo un dominador absoluto.

En cuanto a chances de gol, a los 9’ Ávalos se impuso por primera vez en la tarde a Leonardo Sánchez, pero su tiro encontró a Nereo Fernández bien parado en su valla y, a los 15’, como toda la tarde y de pelota parada, Sánchez ganó de cabeza, aunque la pelota fue a parar a los guantes del golero Germán Caffa.

Después de los 15’, la formación misionera tuvo mayor incidencia en el juego y los hombres de Madelón mermaron en su juego, por eso el DT buscó más aire con los ingresos de Martín Fabro y Lucas Gamba por Rivas y Guerra, respectivamente. Así y todo, el dueño de casa casi llega a abrir el marcador a los 21’, pero nuevamente Nereo le tapó el gol a Ávalos luego de que el delantero local hiciera una muy buena jugada individual ante Zurbriggen y Sánchez.

Después, el cotejo siguió y por momentos se hizo ordinario el desarrollo. Ya el físico de los protagonistas no respondían y, cuando en Misiones parecía un empate sellado, otra vez Sánchez saltó más que todos en área ajena, tras un tiro de esquina, y se la bajó al recién ingresado Gamba que, de tijera ejecutó a los 41’ a Caffa para establecer el 1-0.

Fue un baldazo de agua fría para un Colectivero que sintió el golpe y, pese a que quedaban algunos minutos, no tuvo respuestas futbolísticas y anímicas para ir en busca del empate. De esta manera, Unión cosechó su cuarto halago consecutivo en un reducto harto complicado, se convirtió en el único líder de la Zona B y que, por más que algunos no se animen a decirlo, el sueño de volver a Primera División está cada vez cerca de cristalizarse.

Claudio Cáplan/ovacion.santafe@uno.com.ar

¿Te gustó la nota?