Luego de pasar un festejo de año nuevo muy hot junto a su marido, el futbolista de Inter Mauro Icardi, Wanda Nara volvió a dar la nota con una curiosa historia que publicó en su cuenta personal de Instagram.

La rubia siempre encuentra la manera de sorprender a sus seguidores y esta vez lo hizo con una serie de imágenes en la que se la ve junto al delantero acercarse hacia uno de los vehículos que poseen, el favorito del goleador.

Lo curioso es el atuendo elegido por la rubia, quien se animó a mostrarse en pijamas y pantuflas (ojo, no sabemos mucho de moda, quizás sea el último grito en Milan).

¡No le importa nada!

Ovación Mendoza