El mercado de pases del verano europeo cierra el próximo 31 de agosto y Paris Saint Germain tiene en la mira a una estrella del Barcelona: Ivan Rakitic.

El mediocampista croata, de gran rendimiento en Rusia 2018, tiene una cláusula de rescisión de 125 millones de euros y el conjunto parisino podría ejecutarla para quedarse con un refuerzo de lujo que se sume a un plantel por demás de jerarquizado.

Si bien el finalista del mundo extendió su contrato con el club blaugrana el año pasado hasta el 2021 y está a gusto en el club, algunos dirigentes no ven del todo mal cambiar piezas y quedarse con Adrien Rabiot, quien no quiere renovar su contrato en París y suena en el Barsa.