Ovación
Martes 19 de Junio de 2018

Red Bull llevará motores Honda a partir de 2019

El equipo hizo oficial los rumores que estaban circulando desde finales de 2017, llevando los mismos propulsores que Toro Rosso.

Red Bull Racing anunció este martes que llevarán motores Honda a partir de la temporada 2019 de Fórmula 1, terminando una relación con Renault que se ha extendido a lo largo de más de una década. De este modo, Red Bull y Toro Rosso volverán a llevar los mismos propulsores el próximo año.


La escudería, proveniente de los restos del equipo Jaguar, utilizó motores Cosworth en su temporada de estreno en 2005 y motores Ferrari en 2006 (cuando se cambió la normativa de motores V10 a V8). En 2007 comenzó su relación con Renault, en aquel momento como equipo cliente ya que Renault tenía su propio equipo oficial – no obstante, con el cambio de normativa en 2009 Red Bull se convirtió en una fuerza dominante, acabando segundos tras los todopoderosos Brawn.


En 2010, una de las temporadas más disputadas de la categoría reina en años recientes, lograron hacerse con el título con los esfuerzos de Mark Webber y Sebastian Vettel, quien en la última carrera se encontraba con el título de campeón mundial frente al propio Webber, Fernando Alonso y Lewis Hamilton. En 2011, 2012 y 2013 tuvo lugar el periodo de dominio de Vettel y Red Bull, logrando un total de cuatro campeonatos consecutivos para terminar la era V8.


Por desgracia, la llegada de los V6 turbo supuso un golpe para Renault ya que tuvieron desde un principio problemas de fiabilidad y rendimiento frente a los motores Mercedes, la clara referencia desde que se introdujo esta normativa. Esto fue haciendo mella en la relación entre Red Bull y Renault, llegando a cambiar los nombres de los motores a Tag Heuer (uno de sus patrocinadores principales) para la temporada 2016. En estos años Red Bull ha estado peleando con Ferrari por la segunda posición, ambos siendo incapaces de poder frenar a las flechas de plata.


En lo que Honda se refiere, sus tres temporadas con McLaren han demostrado ser nefastas, con una gran cantidad de abandonos por problemas de motor y una acusada falta de rendimiento, siendo el fabricante que más tarde se unió en esta era turbo-híbrida. No obstante, en 2018 McLaren pasó a tener motores Renault y Toro Rosso ha llevado los motores Honda, momento en el que los japoneses han mejorado su rendimiento que ha permitido que los Toro Rosso puedan pelear por posiciones de puntos de manera regular – el cuarto puesto de Pierre Gasly en Bahréin es uno de los mejores resultados del equipo en su historia.


Los rumores que ahora se confirman comenzaron ya a finales de 2017, cuando se hizo el acuerdo de intercambio entre McLaren a Renault y Toro Rosso a Honda. De este modo Honda inicia un periodo de expansión ya que 2019 será la primera temporada en la que llevarán a dos equipos a la vez. En cambio, Renault pierde el conocimiento técnico de Red Bull a la hora de desarrollar sus propulsores, siendo avances que beneficiaban a su equipo de planta.