Regatas puso primera en la nueva temporada de la Liga de Honor de waterpolo, con dos victorias más que importantes como local ante Provincial y Gimnasia y Esgrima de Rosario. Después de una intensa preparación, el elenco santafesino se enfoca en volver a ser protagonista y a pelear por el título, ya que en 2017 se quedó con el subcampeonato. Es así como, con la base de los últimos años, más la aparición de varios chicos surgidos de las inferiores, tratará de dar los pasos necesarios para mejorar día a día.

El comienzo en la máxima categoría no fue el más sencillo, ya que le tocó medirse en casa ante dos de los mejores equipos del país. El sábado animó lo que ya es un clásico ante Provincial de Rosario, al que doblegó por un angustiante 12-11. El resultado no hace otra cosa más que reflejar lo que se vio dentro de la pileta, entrega, corazón y capacidad, con lo que hubo que batallar hasta el último minuto.

Sin embargo, los festejos no pudieron prolongarse demasiado, ya que el domingo tuvo que enfrentarse al último campeón, GER, que quiere repetir la corona. Pero el destino le tuvo preparado una gran gesta, ya que fue victoria del Lagunero por un claro 10-6 que lo dejó en la cima de la competencia junto a River, que fue otro de los elencos que adelantó uno de sus compromisos.

Un auspicio inicio para encarar lo que se viene con mejores ánimos. El próximo fin de semana deberá viajar hasta Rosario para jugar ante Sportsmen Unidos, que perdió sus dos partidos.

Este fin de semana arrojó estos otros resultados, sabiendo que una semana antes ya habían jugado Imperio 3-Moreno 17: Sportsmen 8-GER 11, Independiente 5-River 13, GEBA 7-SUTERH 4, Independiente 8-SUTERH 8, GEBA 4-River 7 y Sportsmen 12-Provincial 14.