Ovación

Reina la tensión en Boca antes de jugar contra Arsenal

Sebastián Battaglia, DT de Boca, prepara el duelo ante Arsenal del sábado en un clima tenso, con trascendidos y rumores no desmentidos de actos de indisciplina

Jueves 02 de Diciembre de 2021

Sebastián Battaglia, entrenador de Boca Juniors, prepara el partido ante Arsenal del próximo sábado en un clima tenso, con trascendidos y rumores no desmentidos de actos de indisciplina de Carlos Zambrano, Sebastián Villa y Edwin Cardona, que según el entrenador se intoxicaron y por eso no jugaron desde el comienzo ante Newell's el martes pasado.

Antes de la práctica matutina de este jueves en el predio de Ezeiza, según dijeron allegados al cuerpo técnico, Sebastián Battaglia habló con el plantel en forma muy dura, disgustado por las versiones que llegaron a la prensa de lo ocurrido el lunes por la noche en la concentración del hotel Intercontinental: el DT cree que salieron desde adentro del grupo.

Según la misma fuente, hubo un acto de extrema sinceridad de ambas partes y se dijeron las cosas cara a cara, y también se pasaron facturas de responsabilidades de ambos lados.

En esa dura charla, Battaglia hizo valer su "chapa" como el jugador con más títulos en la historia del club y le dijo a los jugadores que ahora era el momento de ellos, que se unieran para conseguir el objetivo que es ganar los tres partidos que quedan este año, contra Arsenal y Central Córdoba de Santiago del Estero por el torneo local, y la final de la Copa Argentina ante Talleres, el miércoles 8 en Santiago del Estero.

"Los tres jugadores que no estuvieron desde el comienzo fue porque estaban intoxicados". Las palabras del DT, el martes después del empate sin goles ante Newell's, quedarán en la historia de las frases que más impactaron en los últimos años del club y el tiempo dirá cuánto le pueden costar a Battaglia en su futura continuidad, más allá de que consiga los objetivos.

Tampoco se sabe aún si esa frase fue pactada con la secretaría de fútbol xeneize, que estaba al tanto de la cuestión, o fue una salida espontánea del entrenador.

Entre los trascendidos que cruzan al "mundo Boca" en las últimas horas, se conocieron versiones de un posible acercamiento del club de la Ribera con Eduardo Dominguez, técnico de Colón y yerno de Carlos Bianchi.

Desde el entorno del técnico sabalero, señalaron que todavía no hubo ningún contacto con el DT. Y también lo negaron allegados a la secretaría de fútbol de Boca, que encabeza Juan Román Riquelme. No son pocos quienes piensan que si Battaglia consigue el objetivo propuesto (entrar en la Libertadores y ganar la Copa Argentina) podría tener futuro para la próxima temporada, por supuesto si el DT quiere seguir.

Alguien muy cercano al consejo de fútbol dijo que "más allá de todo, Battaglia es un hombre nuestro. Román lo estuvo preparando en reserva para este cargo, es parte de nuestra historia".

Por eso no extrañó a nadie cómo en cuestión de horas arreciaron los rumores, cada vez más cerca de la verdad, en el sentido de que aquellos que estaban "intoxicados" habrían llegado tarde a la hora pautada para concentrar (las 22.30), lo hicieron cerca de la medianoche y en un estado que no es el ideal para un profesional del deporte.

También que alguno de ellos habría tenido una visita femenina en el hotel donde se concentra Boca habitualmente, ingenuidad pura en un mundo donde hay cámaras de seguridad en todos lados y más en un lugar de tanto movimiento. Y que debido a eso tendría ahora un grave problema familiar.

En medio del silencio de la dirigencia, se dice en voz baja que ninguno de los tres futbolistas (Zambrano, Villa y Cardona) seguirían en Boca a partir de la próxima temporada.

Dentro de este clima, Boca se jugará ante Arsenal, de flojísima campaña, parte de la clasificación a la Copa Libertadores: por ahora está en zona de repechaje, pero su inmediato competidor, Estudiantes, le lleva solo un punto de ventaja y tiene dos partidos más complicados que el "xeneize", ya que debe visitar a Gimnasia en el clásico platense y después recibirá a Aldosivi.

La idea de Battaglia es poner la mayoría de los titulares, entre ellos Cardona y Villa, para visitar a Arsenal el sábado desde las 17 por la 24ª fecha de la Liga Profesional, con el arbitraje de Néstor Pitana.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario