River, que concretó este martes las incorporaciones de Lucas Pratto y Franco Armani, continúa en tratativas por los volantes Lucas Zelarayán y Damián Musto y el delantero Silvio Romero por pedido del entrenador Marcelo Gallardo.

La operación por Zelarayán, quien milita en Tigres de México aún no se definió. La negociación entró en una espera de 48 horas, porque la diferencia está en la forma de pago por la opción del pase obligatoria que ronda los seis millones de dólares. El acuerdo inicial es préstamo por un millón de dólares con el compromiso de River para comprar el 100% de los derechos económicos, aunque resta definir cómo la abonará a partir de enero del 2019.

En cuanto a Romero, un jugador pretendido por el Muñeco desde hace varios años, podría haber novedades en las próximas horas, ya que América de México accedió a negociarlo por pedido del jugador, quien quiere volver a la Argentina.

Finalmente, el Millonario esperará una semana más por Musto, involucrado en un caso de dóping y cuya sanción aún no se conoce. Esta situación generó un conflicto legal entre Tijuana de México y la AFA, porque el supuesto resultado positivo es de junio de 2017 cuando jugaba en Rosario Central.