Ovación

River sufrió la eliminación número 16 de la era Gallardo

River fue sorprendido por Tigre, quien le ganó por 2-1 en el Monumental, lo dejó afuera de la Copa de la Liga. La eliminación 16 de Marcelo Gallardo.

Jueves 12 de Mayo de 2022

River Plate sufrió en la Copa de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) la eliminación número 16 en cruces directos desde que Marcelo Gallardo asumió la dirección técnica hace ocho años, aunque deberá reponerse rápido del duro golpe que le propinó Tigre porque en unos pocos días jugará por la Copa Libertadores.

En ese contexto, el River de Gallardo fue víctima en el propio estadio Monumental de una derrota dura de esas que dejan secuelas, más allá de que el porcentaje de Gallardo en cruces mano a mano sigue siendo alto sobre un total de 76 partidos, entre torneo doméstico y las copas internacionales.

El ciclo de Gallardo en River que se inició durante el otoño de 2014 tiene un 77% de eficacia en eliminaciones directas, así llegó a jugar 17 finales, aunque la reciente caída ante "El Matador" de Victoria le adosó que fue de las más flojas que se recuerden si se tiene en cuenta al rendimiento colectivo y también de algunas individualidades.

Gallardo durante su primer semestre apenas perdió un mano a mano con River ante Rosario Central por la Copa Argentina y en definición por penales, con el agregado que por estar jugándose el título en el torneo local y en la Sudamericana, que finalmente ganó, jugó con suplentes ese partido.

Eso fue en 2014 y luego en 2015 perdió la Supercopa Argentina contra Huracán con un equipo alternativo pues estaba en plena competencia de la Libertadores que al final ganaría, para luego perder la final del Mundial de Clubes ante el Barcelona de Lionel Messi y ante el "Globo" de Parque de los Patricios por Sudamericana.

Luego, en 2016 sólo perdió un mano a mano que fue increíble ante Independiente del Valle, ya que lo superó en los octavos desde el juego pero media docena de pelotas en los palos lo dejaron afuera de la Libertadores.

Al año siguiente jugó quizá uno de los más flojos mano a mano de todos estos años al perder ante Lanús 3-0 la final de la Supercopa y después cayó en un partido increíble nuevamente ante el "Granate" en las semifinales de la Libertadores que ganó Gremio de Porto Alegre.

En el 2018 tuvo un año eterno con las dos finales ganadas a Boca por Libertadores y Supercopa y las manchas fueron las caídas por penales ante Gimnasia y Esgrima La Plata en la Copa Argentina y ante el ignoto Al Ain de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el Mundial de Clubes.

Para 2019 volvió a tener una gran Copa Libertadores eliminando a Boca, pero perdió el partido final ante Flamengo en los últimos tres minutos y el otro mano a mano donde no pudo fue ante Atlético Tucumán por la Copa de la Superliga.

Ya en los tiempos post pandemia cayó en semi de la Libertadores ante Palmeiras en un partido tremendo jugado en San Pablo y con Boca por penales por los cuartos de la Copa de la Liga en aquel partido con el arquero de la cuarta división Leo Díaz.

Finalmente, ante de la dura caída ante Tigre, el River de Gallardo que salió campeón dos veces en el ámbito local en el semestre pasado, también sufrió otra eliminación a manos de Boca en definición por penales en la Copa Argentina y luego una más ante Atlético Mineiro en un partido en que fue ampliamente superado por los brasileños

De todas las eliminaciones del River de Gallardo, la de anoche ante Tigre es dura por la actuación floja en todas las líneas, aunque deberán reponerse rápido porque la semana próxima River recibirá al Colo-Colo en un partido en que hasta con un empate le garantizará el pase a los octavos de final de a Copa.

En ese contexto, con miras a los encuentros ante Colo-Colo el jueves 19 de mayo y ante Alianza Lima el 25 de mayo, el equipo vuelve al trabajo en las próximas horas ya que de ganar ambos partidos podría ser uno de los mejores primeros de la fase de grupos.

Para esos cruces "coperos", el "Muñeco" Gallardo recuperará al colombiano Juan Fernando Quintero, quien sufrió un desgarro hace 21 días y la idea es que la semana que viene ya tenga pruebas para poder estar presente.

El otro jugador lesionado es Matías Suárez pero el cordobés necesita más tiempo de recuperación y es posible que no lo arriesguen durante todo mayo para que pueda empezar con mejor preparación la competencia en el próximo torneo local en junio.

El torneo doméstico largo comenzará el viernes 5 de junio y seguramente Suárez será de la partida, lo mismo que Julián Álvarez, a quien River vendió al Manchester City pero se aseguró que recién se marchará durante la primera semana de julio, luego de haber jugado ambos cruces de los octavos de la Libertadores.

Lo cierto es que el plantel tiene descanso luego de haber caído ante Tigre y volverá a entrenarse mañana en el predio que posee en Ezeiza para preparar desde el lunes que viene el partido ante Colo-Colo del próximo jueves a las 21 en el Monumental.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario