Roger Federer es el segundo en el ránking ATP detrás de Rafael Nadal, pero continúa siendo el número uno en muchos sentidos. El suizo se atrevió a usar un kilt (pollera escocesa) en una exhibición en Glasgow en la que le ganó 6-3, 3-6 y 10-6 al escocés Andy Murray, quien pisó una cancha por primera vez desde julio. El dinero recaudado fue para Unicef.

Murray, ex número uno del mundo, no juega oficialmente desde el torneo de Wimbledon, del que debió retirarse por una lesión de cadera que posteriormente le obligó a poner un fin prematuro a su temporada este año en el circuito. El jugador de 30 años empezó a entrenarse recientemente y también se atrevió a un look poco usual: usó un gorro y una peluca típicos.