El Real Madrid ganó 3-1 al Getafe y resolvió un trámite incómodo antes de enfrentarse el próximo martes al París Saint Germain en el estadio Parque de los Príncipes, donde Cristiano Ronaldo estará en perfecto estado de revista tras marcar dos goles al conjunto de José Bordalás.

El jugador portugués, sin duda, es uno de los grandes valores que tiene el Real Madrid para seguir adelante en la Liga de Campeones. Es su competición fetiche, en la que nunca falla, en la que siempre está presente.

Hace unos días descansó para enfrentarse al Espanyol y volvió ante el Getafe para no perder forma. Y cumplió. Se encontró con su hábitat natural, el gol, acabó con una sonrisa, salió ovacionado del campo en el minuto 78 y todo fue perfecto para un hombre clave para su equipo el próximo martes.

Ovación Mendoza