Ovación

Rubén Rézola debutará en los Juegos Olímpicos de Tokio

El palista santafesino Rubén Rézola afrontará sus terceros Juegos Olímpicos en Tokio, en el cual debutará a las 21.30, en la prueba del K1 200

Martes 03 de Agosto de 2021

El santafesino Rubén Rézola Voisard debutará en la presente jornada de martes, en los Juegos Olímpicos de Tokio, en la prueba de canotaje de velocidad. Será en la quinta serie, en la eliminatoria del K1 200 metros.

Para llegar a Tokio, el representante del Club Náutico El Quillá le ganó el duelo al rosarino Ezequiel Di Giacomo en las aguas de Szeged. Para el santafesino serán los terceros Juegos de su historia tras Londres 2012 (quinto) y Río de Janeiro 2016 (decimosexto).

Tras haber ganado el pasaje a Tokio, Terminator Rézola, regresó a la capital provincial, entrenó un par de semanas en el lago del parque Sur, y posteriormente, viajó a España, donde entrenó durante casi un mes en el embalse de Trasona junto al equipo español y parte del de Portugal.

En las primeras semanas en Oviedo, los entrenamientos en triple turno los llevó a cabo en soledad, pero luego se sumó su entrenador Diego Angione, que es en realidad el director técnico nacional en la prueba de 200m, el mismo que guio a Rézola en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. En los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, el palista santafesino logró la medalla de bronce en el K1 200 metros, marcó un tiempo de 35.996 y quedó tercero en la final de la disciplina.

Para Rézola la eliminatoria será la serie 5, y deberá medirse con Tuva´a Clifton de Samoa, Strahinja de Serbia, Mindaugas Maldonis de Lituania, y Amado Cruz de Belice. Un grupo de muy buenos palistas, en el cual el objetivo de Rubén es lograr el pasaje a la próxima instancia, para ello deberá mantener la concentración y plasmar en la pista, lo que se vino preparando todo este tiempo.

image.png
El palista formado en el Club Náutico El Quillá afrontará sus terceros Juegos Olímpicos, ya que también participó en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

El palista formado en el Club Náutico El Quillá afrontará sus terceros Juegos Olímpicos, ya que también participó en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

Desde Tokio, Rubén, manifestó que "Es todo muy lindo. Estoy muy contento por participar de mis terceros Juegos y lo vivo totalmente diferente. Si bien son raros por la situación, lo estoy disfrutando al máximo. Por suerte ya nos vamos acercando a los días de competición".

"Me siento comprometido como deportista y también porque soy el mayor de los tres hoy en día. Creo que tiene que existir una mejor infraestructura para que tengamos un lugar mejor para competir. Nosotros, con Brenda, tuvimos que definir la clasificación en Hungría. Yo creo que en algún momento lo vamos a tener", comentó el experimentado palista que ya estuvo en Londres 2012 y Río 2016.

El lado B del gran palista santafesino

"Tenía 10 años, 11, cuando mi vieja me llevó al Club Náutico El Quillá, la entrada era de tierra en ese momento, había visto este deporte por tele, y como quizás todavía hay mucha gente que no conoce al canotaje, a mí me gusta decirle más kayak, porque se familiariza más. El canotaje estaba en orden alfabético en un cartel tercero, el deporte, entonces le dije: "Ese quiero hacer" comentó Rézola.

Para comenzar a hacer canotaje su mamá y su familia hicieron un gran sacrificio, algo que siempre destaca Rubén, y en el cual resaltó el valor del apoyo de los más cercanos. "Desde que yo nací me llevaba a la orilla del lago del Parque. Me fui a inscribir a la gerencia del club y me dice: "¿Estás seguro que querés hacer canotaje?, sí le digo. Quiero hacer canotaje. Y bueno, ahí arrancó mi historia. Desde ahí no me bajé nunca más de un kayak".

image.png
Miriam, la mamá de Rubén Rézola, a quien el deportista santafesino destacó como la que lo apoyó desde siempre, y trabajó para que él pueda competir.

Miriam, la mamá de Rubén Rézola, a quien el deportista santafesino destacó como la que lo apoyó desde siempre, y trabajó para que él pueda competir.

"Mi vieja y con mi abuela han sido mis grandes apoyos. Mi abuela ya no está, Falleció en 2017. Han sido mi pilar, mi primer pilar, mi primer auspiciante. Fueron quienes me compraron mi primer bote, mi primera pala. Mi vieja ha prácticamente solo trabajado para poder darme lo que necesitaba para competir. La verdad es que con ella siempre me saqué el sombrero" comentó el palista olímpico santafesino.

También contó que "estar en el agua es algo que me apasiona. Trato de plantearme objetivos a corto plazo para no volverme loco. Mis sensaciones arriba del agua se van dando cada día mejor y voy tratando de recompilar eso. Pero obvio que esta carrera me la imagino todos los días y trato de un poco visualizarla, que es como se trabaja con la mente. Soy un privilegiado de poder estar en Tokio, y súper contento de poder marcar mi nombre en la historia del deporte".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario