Luego de las duras declaraciones de José Sand, quien disparó contra la dirigencia de Lanús encabezada por Nicolás Russo, el presidente del club respondió manifestando la misma postura que mostró en los últimos días: "Esto es día a día. Las buenas actuaciones se pagan con plata, no con contratos nuevos y en su momento hubo premios. Nosotros nos íbamos a sentar a hablar a fin de marzo con una evaluación para ver qué hacíamos".

Russo contó cómo se venía manejando el tema con José Sand, que volvió al club bajo su mandato, en diciembre de 2015: "Lo convencimos a Almirón de traerlo para que terminara su carrera en Lanús. Cada seis meses le íbamos ajustando el contrato y la última vez nos pidió el representante una cláusula de salida automática. Imaginemos que le renuevo y se queda un año y medio más, y baja el nivel: pongo en aprietos al técnico, porque cómo lo ponés en el banco a Sand".

"Él es goleador y adorado con la gente y siente que si me dice que tiene que hacer un año más yo lo tengo que hacer. Si fuera políticamente correcto, le renovaría a él y a Maxi Velázquez, si total la plata no es mía... Pero al club no le sobra. Lo que no gustó fue la decisión, no las formas", cerró.