El crecimiento y fortalecimiento del rugby en el ámbito provincial, y en particular del centro norte, ha sido altamente positivo. Desde el 2012 se viene realizando una tarea silenciosa pero con pasos muy marcados. Esa labor la viene cumpliendo con marca éxito Ignacio Irigoyen, ya que es quien tiene a su cargo la misión de potenciar la tarea que realizan los clubes del área.

La función básica del oficial de desarrollo consiste en asistir a los clubes en lo deportivo, institucional, dirigencial y en materia de capacitación, con un vínculo importante con el Centro de Rugby de la USR que comanda Guillermo Aguilera.La intención de la USR es que los clubes del Desarrollo no sólo sigan perteneciendo a este nivel, sino que se vayan proyectando hacia estamentos superiores.

Tras su aprobación pertinente por parte del Concejo Directivo de la USR que preside Esteban Fainberg, se ha rediagramado la estructura de desarrollo. A partir de una iniciativa de Nacho Irigoyen, se suman Diego Fernández, como oficial de desarrollo técnico e institucional, Rodrigo Reyes como oficial de desarrollo de referees, y Gisela Acuña, como encargada de rugby femenino.

El oficial de desarrollo es la persona que se encarga de coordinar todas las estrategias a llevar adelante con cada desarrollador, realiza la capacitación de cursos UAR 1, las evaluaciones finales de los UAR 2 infantiles, coordina los eventos Probá Rugby y difusión, participa en la comisión de rugby femenino y colabora en el área de competencia de clubes en desarrollo masculino y femenino.

En cuanto a Diego Fernández, formado en Universitario de Santa Fe, su función es la de visitar a los clubes del desarrollo, brindando asesoramiento técnico en campo y estratégico en el plano institucional, participar activamente en los programas de difusión y probá rugby, y colaborar con los seleccionados M16 y mayor del desarrollo, ya sea como colaborador o entrenador.

En el caso de Rodrigo Reyes, su tarea es la de captar, capacitar y estimular el crecimiento numérico de árbitros provenientes de clubes en desarrollo, sobre todo potenciar la figura de árbitro jugador, ya que en este estamento se juega los domingos, en el nivel más bajo y cada quince días en el nivel 3 Dos Orillas.

Por su parte, Gisela Acuña, referente a nivel nacional en la materia, realiza la tarea primaria de difundir la disciplina, consolidar los clubes que comienzan el camino de contar con rugby femenino.Además colabora activamente en el Centro de Rugby, tanto en su área como en el masculino, siendo parte importante de su estructura.

"Entre las cuestiones claves, el objetivo es ampliar la base y no centralizar todo en una persona. Buscamos seguir cumpliendo con la asistencia a los clubes, y por eso tomamos la determinación de sumar tres personas a la estructura de desarrollo" señaló Nacho Irigoyen.

Luego, expresó que "esas incorporaciones le dará la tarea otra dinámica y ayudará a desarrollar las necesidades de cada club y nuestra región. El otro objetivo es ir formando a otros para que continúen esta hermosa y difícil tarea, ya que en mi caso ya llevo cinco años en esta función".