Ovación
Viernes 18 de Mayo de 2018

Sarmiento de Resistencia dio el golpe, eliminó a Racing y será rival de Unión

Un remate de Horacio Orzán le permitió obtener el triunfo más importante de su historia al conjunto chaqueño, que vuelve a llevarse una alegría memorable del estadio Florencio Sola de Banfield. Será rival de Unión de Santa Fe en 16avos.

Los 32avos de la Copa Total Argentina encontraron rápidamente un resultado que quedará en la historia del certamen. Sarmiento de Resistencia, humilde institución que fue la revelación de la temporada 2011-2012, se llevó puesto a Racing, uno de los candidatos a obtener el trofeo. Horacio Orzán, valor destacado en aquella edición que lo tuvo clasificado a Octavos de Final, marcó el tanto del 1-0 en el estadio Florencio Sola de Banfield que le permitirá ser el rival de Unión de Santa Fe en la siguiente instancia.

El plan de Sarmiento de Resistencia en el primer tiempo fue ejecutado prácticamente a la perfección: sólo le faltó convertir. Aguantó con dos líneas de cuatro futbolistas apostados en campo propio y aguardó a que la pelota le llegara a Marcelo Meli o Neri Cardozo para presionar la salida rival. Los contraataques le permitieron generar cierto riesgo a partir de una definición fallida de Luis Silba y un remate desviado de Horacio Orzán. El punto negativo se dio en las amonestaciones de sus dos marcadores centrales por infracciones contra Lautaro Martínez.

Sólo Alejandro Donatti, Neri Cardozo, Ricardo Centurión y Martínez fueron los habituales titulares de Racing que se presentaron en el estadio Florencio Sola de Banfield. Ausencias por lesión o descanso impidieron que el equipo dirigido por Eduardo Coudet pudiera poner en práctica su idea de juego tradicional con fluidez. Le costó desnivelar a la dupla ofensiva integrada por dos preseleccionados para el Mundial de Rusia, pero se las ingeniaron para generar una ocasión neta: Martínez abrió hacia Martín Ojeda y su centro fue conectado en el segundo palo por Centurión, quien falló de manera insólita la apertura del marcador.

Si el juego del Decano durante la etapa inicial había sido interesante, lo del complemento pasó a la categoría de superlativo. Se animó a explotar los huecos en las bandas y esperó paciente por capitalizar la desesperación de Racing, que tenía arrestos individuales esporádicos pero no lograba terminar las ocasiones con precisión. Así fue como llegó el tanto que será recordado por siempre en la institución de Chaco. Un balón en profundidad derivó en la corrida de Angel Piz, que enganchó y asistió a Orzán. El remate certero del volante con pasado en Newell's dejó sin posibilidad de reacción a Javier García.

La desventaja apuró aún más a la Academia, que apostó por todo el arsenal ofensivo con el que contaba en el banco de suplentes (Augusto Lotti, Enrique Triverio y Maximiliano Cuadra). De todas maneras, excepto por un mano a mano de Martín Ojeda que resolvió Juan Ignacio Carrera y un zurdazo desviado de Martínez, no generó mayor inquietud a la defensa hermética de Sarmiento. El pitazo final de Ariel Penel aflojó los cuerpos de jugadores, cuerpo técnico y simpatizantes del Decano, que se fundieron en varios abrazos emotivos para celebrar nuevamente en el estadio Florencio Sola de Banfield, la sede de aquel recordado triunfo por 2-1 contra Arsenal hace seis años.