River Event Center de Rhode Island, jamás imaginaron el mensaje que recibirían después del combate. LEER MÁS: Los hinchas que entraron los ataúdes recibirán una dura sanción

Lejos de hablar de su récord de 4-0, de su victoria por decisión unánime ante Demetrius Wilson o del buen boxeo que exhibió, el púgil de apenas 18 años, habló de su próximo compromiso, pero que no será dentro de un cuadrilátero sino en un quirófano.

Valentín, de ascendencia puertorriqueña e italiana, reveló en la entrevista luego de la contienda que padece de la enfermedad de Hirchsbrung, una condición congénita que causa una obstrucción intestinal que curre debido al movimiento muscular deficiente del intestino ante la ausencia de ciertos nervios. El joven fue más allá cuando, en medio de su mensaje, reveló que había peleado con una bolsa colostomía y adelantó que tendrá que someterse a una complicada operación en los próximos días.

LEER MÁS: Elio Rossi cargó duro contra Vignolo y Latorre

"Voy a tomar un descanso después de esta pelea. Sé que me va a hacer daño, pero durante toda mi vida me enfrenté a la adversidad. Siempre luché con una bolsa de colostomía y para todos los que piensan que estoy mintiendo, mírenme en este momento. Tengo una", sostuvo Valentín con un nudo en la garganta mientras mostraba lo que vaticinaba.

Sin embargo, en su estremecedor discurso, aseguró que volverá al ring. "Yo soy un guerrero. Lucho contra todo. Luego de esta pelea, me operaré y estará fuera alrededor de ocho o nueve meses en lo que me recupero. Pero voy a volver", sostuvo. "Me voy a recuperar. ¡Seré fuerte, porque soy un guerrero!", sentenció con voz entrecortada mientras era aplaudido por los presentes.