Ovación

Se convirtió en un karma

El Sabalero acumula 10 partidos sin ganar en condición de visitante. Sobre 30 puntos en juego apenas sumó cinco, obteniendo un porcentaje de eficacia del 16,6%. En ese lapso, Colón apenas marcó cuatro goles, tres de ellos cuando el equipo perdió

Martes 05 de Mayo de 2015

Cada vez que Colón debe jugar en condición de visitante está frente a un problema que por ahora no tiene solución. Así lo marcan las estadísticas, pero también los rendimientos que evidencia cada vez que juega fuera del estadio Brigadier Estanislao López. Los números son contundentes, pero también el contexto es poco favorable si se piensa en los merecimientos.Son 10 los encuentros sin triunfos, acumulando cinco derrotas e igual cantidad de empates. Sobre 30 puntos en juego, el Sabalero obtuvo apenas cinco, es decir el 16,6% de eficacia. Es una cosecha muy pobre por donde se lo mire, pero lo más preocupante es que en todos esos cotejos el equipo jugó muy mal. 

Basta recordar las derrotas ante San Lorenzo y Racing, donde fue superado con llamativa facilidad, mientras que con Temperley tuvo un primer tiempo paupérrimo y recién en el final pudo descontar desde el punto del penal. El único partido en el que mereció ganar, pese al empate final, fue ante Central, en donde superó a su adversario y le faltó eficacia para definir el pleito.

En esta racha se toman en cuenta los partidos que jugó en la Primera “B” Nacional, por lo cual el último festejo como visitante se produjo el 5 de octubre del año pasado, cuando derrotó a Instituto de Córdoba por 3-0 con dos tantos de Cristian Pavón y otro de Lucas Alario.

En esta decena de encuentros el elenco rojinegro marcó apenas cuatro goles. En la “B” Nacional, frente a Guaraní Antonio Franco apareció David Ramírez para descontar cuando perdía por dos tantos. En este torneo, Raúl Becerra convirtió, cuando el equipo caía ante Racing por tres goles. Y ante Temperley, Cristian Llama de penal anotó para achicar diferencias y decretar la derrota por 2-1. 

Es decir, que estos tres goles no sirvieron para sumar puntos y el único que resultó importante fue el de Braian Romero ante Central, que le permitió empatar un encuentro muy complicado, ya que en ese momento el Canalla llegaba como puntero del certamen.

El último festejo de Colón como visitante pero en Primera División, se produjo en la 14ª fecha del Torneo Final 2014 cuando se impuso por 1-0 ante Newell’s con gol del Pipa Alario. Por lo tanto en la máxima categoría del fútbol argentino, acumula ocho cotejos sin sumar de a tres. Dos del Torneo Final 2014 y los seis de este certamen. En consecuencia, si Colón mantiene el mismo nivel de juego, será muy difícil poder ganar como visitante.

La mente en el Halcón

El plantel descansó este martes y el miércoles retomará los entrenamientos pensando en el choque ante Defensa y Justicia que se jugará el lunes a las 21.10 con el arbitraje de Jorge Baliño. Para ese partido, el cuerpo técnico aguarda las recuperaciones de Pablo Ledesma y Cristian Llama, en tanto que es muy difícil que pueda llegar Braian Romero, mientras que Clemente Rodríguez está descartado.

¿Te gustó la nota?