El pasado viernes 25 de mayo se disputó en Santo Tomé la 34ª edición del maratón José Oliva, organizado por la Municipalidad de Santo Tomé, a través de la Dirección de Deportes y Recreación, y que congregó a los mejores talentos de la región.

La prueba pedestre se realizó en el marco de un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo y en conmemoración del Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. Por ello, hubo una participación especial del Cudaio, dependiente del Ministerio de Salud de la provincia, que llevó adelante actividades de sensibilización y concientización, en torno a la problemática de la donación de órganos.

La carrera de nueve kilómetros se largó a las 12 desde la plaza Libertad, donde también se emplazó la llegada, en la intersección de las calles Avellaneda y 25 de Mayo. El trazado transitó también las calles República de Chile y Acceso Norte. Fue una jornada idea para la práctica de deportes al aire libre, a pleno sol y con una concurrencia más que importante.

Lógicamente esto tiene que ver con el dinero en efectivo que había como premio para los tres mejores de las generales. Factor que incentiva a que muchos de los exponentes más destacados hagan varios kilómetros para llegar hasta la vecina ciudad y para esta cita, un ícono en la región. Después hubo trofeos para los cinco que encabezaron cada una de las categorías.

En cuanto a los ganadores, en damas la mejor fue la santafesina Soledad Morlio, quien fue escoltada por la paranaense Yamila Alarcón y la corondina Florencia Calvet. Mientras que en hombres el primer lugar se lo llevó el local Gustavo Oliva, seguido por su hermano Gabriel y el santafesino Darío Hosch.