Ovación
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Se quebró Paolo Guerrero: "Soy víctima de una injusticia"

En una entrevista a un canal brasileño, el delantero peruano rompió el silencio y contó que solo tomó "té negro con limón y miel" en la Argentina, cuando dio doping positivo. La FIFA lo suspendió por un año

El delantero peruano, Paolo Guerrero, se consideró inocente por la sanción de un año que recibió por parte de la FIFA por doping. Lo hizo en una entrevista al canal brasileño O Globo, ya que es jugador de Flamengo, en la que adelantó que probará que no es culpable y manifestó sus ganas de volver a jugar.

El atacante recibió una sanción de un año por un metabolito de cocaína que saltó en el control que se realizó el pasado 5 de octubre luego del duelo entre Perú y Argentina por Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.


"Tomé un té de anís en Perú, porque estaba con una indigestión y en Argentina tomé un té negro con limón y miel, porque estaba con gripe. No culpo a nadie, pero la sustancia podía estar en una jarra o en una taza", se defendió Guerrero.

"Siempre me dediqué y soy profesional", agregó el delantero, de 33 años, quien se consideró "víctima de una injusticia". Si la propia FIFA descartó un posible consumo de drogas, ahora no pueden decir que soy culpable. Estoy indignado", se quejó.

La intención de Guerrero es volver "a jugar ya" y se ilusiona con jugar para Flamengo a principios del año que viene para luego poder llegar al Mundial de Rusia 2018 con Perú, equipo dirigido por el argentino Ricardo Gareca. Por ahora, está fuera de todo. ¿Cómo terminará todo?