El paraguayo Roberto Recalde la pasó bastante mal a bordo de una Isuzu. En plena competencia, el piloto quedó enterrado en las dunas peruanas, teniendo que ser rescatado por un colega. La mala suerte se hizo presente en el momento del salvataje. Al ser remolcado, el coche de Recalde empezó a dar tumbos de manera descontrolada. El video tuvo una gran repercusión en la redes, dado el peligro en el que estuvieron envueltos el piloto y navegante.

Ovación Mendoza