Cerca de 33 competidores llegarán a las aguas del Río Paraná para haer frente al Maratón Acuático ciudad de Paraná. Habrá deportistas de Brasil, Uruguay y en su gran mayoría de nuestro país. Entre ellos se puede apreciar al argentino Damián Blaum y Pilar Geijo, quienes vienen de hacer frente al desafío de atravesar el Río de La Plata. También estarán los entrerrianos Fausto Brondo y Santiago Petrucci.

Asimismo, desde la organización también se adelantó que también se inscribieron nadadores de Brasil y Uruguay, algunos de ellos con experiencia en la maratón Hernandarias - Paraná y Santa Fe - Coronda.

El sábado a las 15 desde Puerto Barrancas habrá una competencia de 7.5K para aquellos nadadores que no estén aún aptos para los 21K, terminará en la Playa del Club Estudiantes de la vecina capital provincial.

El domingo desde las 15 partirán los nadadores desde la Virgen, en Villa Urquiza, y llegarían alrededor de las 17 a las Playas del CAE, en la ciudad de Paraná. "Trabajamos para que sea una fiesta" afirmó Solioz.

Respecto a la organización, el exnadador afirma que si bien es complicado, "me gusta la adrenalina de poder estar y llevar adelante este evento para que no se caiga. Quiero que sea domingo a las tres de la tarde y que se viva la fiesta en el río". En referencia al apoyo económico, agradeció al gobierno municipal de Paraná y al provincial.

Cada competidor, por una exigencia de la Prefectura Naval Argentina, debe ir acompañado por un bote ó canoa que traslada al entrenador y acompañante del nadador. Por lo general los remeros son pescadores de Puerto Sánchez de Paraná y aledaños, osea baqueanos del río. Habrá una premiación para los tres primeros varones y mujeres de cada categoría, por año, en ambas distancias.

El año pasado, el ganador fue el correntino Nicolás Segurado, con un tiempo de 2 horas, 4 minutos y 59 segundos, quien aprovechó los últimos kilómetros de la prueba para dejar en el segundo lugar a quien dominó toda la prueba; el porteño Damián Blaum. En el tercer lugar arribó el paranaense Fausto Brondo.

La Villa Urquiza-Paraná, vino a reemplazar a la histórica Hernandarias-Paraná, que se realizó desde 1965, con sus 88 kilómetros, fue la más larga del mundo, hasta el 2014, momento en el cual se pasó al actual formato. El recorrido consta con pasajes e islas, con una recta final por la costanera paranaense.