Este viernes se inicia la Copa América de Brasil que se extenderá hasta el 7 de julio, buscando el nuevo campeón de Sudamérica. El duelo entre el Scratch y Bolivia marcará el comienzo del certamen continental, un compromiso que se disputará en el estadio Morumbí de San Paulo donde, también, tendrá lugar la ceremonia inaugural de la competencia.

El pasado miércoles, los miembros del Comité Organizador Local estuvieron en el estadio del primer partido supervisando que todo esté en orden para iniciar el torneo, instancia en la que aseguraron que el presidente brasileño Jair Bolsonaro, y el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani, son los únicos jefes de estado con asistencia confirmada.

Las autoridades del torneo proyectan una gran fiesta, aunque con el temor de que la huelga general convocada en Brasil para este viernes (a la que se plegarán los trabajadores del metro y del transporte público en general) afecte el normal deslazamiento de las personas, a quienes les están pidiendo acercarse al estadio al menos cuatro horas antes para evitar aglomeraciones y conflictos de cualquier tipo.

El show musical estará a cargo de los cantantes Leo Santana y Karol G, quienes interpretan la canción oficial del certamen. Ambos estarán en escena durante diez minutos y habrá un espectáculo pirotécnico y de luces que, de acuerdo a los organizadores, será visible desde distintos puntos de la ciudad paulista.

Habrá mas de cien músicos sobre la cancha y 400 personas en escena en total. El montaje y desmontaje del escenario que cubrirá la cancha está previsto en tres minutos y medio.