Serena Williams se clasificó este martes a semifinales de Wimbledon, diez meses después de haber dado a luz a su primer hijo, gracias a su victoria ante la italiana Camila Giorgi, 52ª del mundo, por 3- 6, 6-3, 6-4, y está ya a sólo dos triunfos de su gran reto.

La antigua N.1 del mundo (181ª en la actualidad) igualará con la australiana Margaret Court, que ostenta el récord de títulos de Grand Slam, si conquista esta edición de Wimbledon.

La estadounidense de 36 años, en busca de su 24° título de Grand Slam, disputa su segundo torneo grande desde su regreso a las pistas en marzo luego de su maternidad. Williams se enfrentará el jueves por un puesto en la final con la alemana Julia Gorges (13ª), que se impuso a la holandesa Kiki Bertens (20ª) 3-6, 7-5, 6-1.

La otra semifinal opondrá a la alemana Angelique Kerber (10ª) contra la letona Jelena Ostapenko (21 años, 12ª).

¿Serena Williams entrará en el cerrado círculo de tenistas madres que han conquistado un Grand Slam? La jugadora de 36 años (37 el 26 de septiembre) ha recorrido ya más de dos tercios del camino sobre la hierba de Londres.

Pero para ello deberá comenzar por derrotar a la alemana Gorges, algo para lo que sobre el papel es la gran favorita.

No en vano, en tres duelos previos la alemana de 29 años no le hizo nunca un solo set. En el último de ellos, a comienzos de junio en Roland Garros, Williams ganó (6-3, 6-4).

Después de ese partido en tercera ronda se vio obligada a renunciar al duelo de octavos ante la rusa Maria Sharapova por una lesión en los pectorales.

Ovación Mendoza