La estadounidense Serena Williams anunció hoy que no participará del Abierto de Australia, del cual es la campeona vigente, debido a que no está en un nivel óptimo tras haber sido madre hace cuatro meses.

La tenista de 36 años, que fue madre en septiembre último, apareció la semana pasada en una exhibición en Abu Dhabi pero regresó de inmediato a Florida y desistió del certamen que se desarrollará entre el 15 y 28 del actual.

"Después de competir en Abu Dhabi me di cuenta de que, aunque estoy muy cerca, no estoy donde me gustaría estar", dijo Williams, en un comunicado.

"Mi entrenador siempre dice: 've a los torneos sólo cuando estés preparada para llegar hasta el final, hoy puedo competir, pero no quiero sólo competir. Quiero hacerlo mucho mejor que eso y para hacerlo así, necesitaré un poco más de tiempo", explicó Williams que suma 23 títulos de Grand Slam.

En el comunicado, reproducido por la web del Abierto de Australia, la jugadora subraya que después de competir ante la letona Jelena Ostapenko en el torneo de exhibición de Abu Dabi se dio cuenta de que "no está al nivel en el que querría estar", aunque sí "muy cerca" después de un año de inactividad, según consignaron las agencias EFE y DPA.

La ex número uno del mundo renunció con su decisión a defender la corona que logró en enero de 2017, cuando compitió embarazada de su primogénita, Alexis Olympia, nacida el 1 de septiembre último.