Ovación

Sergio Ojalvo: "El CRAI me dio una escuela de vida"

Sergio Ojalvo fue un destacado tercera línea de CRAI y del seleccionado de Santa Fe de rugby. Fue jugador, entrenador y dirigente en la entidad de la autopista

Domingo 18 de Octubre de 2020

El rugby del CRAI tiene muchos jugadores que sobresalieron a partir de su entrega y dedicación, tanto adentro como fuera de la cancha. En este caso se trata de Sergio Ojalvo, a quien todo el mundo conoce con el apodo de Fideo, el cual no lo adquirió en rugby sino que del otro deporte que practicó de chico como la natación en Gimnasia y Esgrima de 4 de Enero y Juan de Garay.

Sergio Ojalvo es licenciado en sistemas de información y tiene un magister en administración de empresas, y fue alumno del colegio Industrial, por lo que muchos se sorprenderán como terminó jugando en el CRAI. En la entidad de la autopista pasó por todos los estamentos; fue jugador, entrenador y dirigente, y en el seleccionado un destacado tercera línea. Es considerado un gran tipo por muchos que compartieron con él un campo de juego. Otros sostienen que disfrutó del juego y lo acompañó siempre con una sonrisa. Conversaba el partido en cada line out. Fue un buen jugador de rugby y todo un referente en CRAI.

"El tema de la cuarentena voy a decir que como tengo una empresa que está exceptuada porque fabricamos equipos para laboratorios e insumos medios me agarró trabajando casi con normalidad. Puntualmente estufas de esterilización, así que cuando empezó la cuarentena liberé el personal para que no viniera, pero a la semana el MPA me encargó la esterilización de expedientes, ahí seguimos trabajando y la cuarentena fue casi nula para nuestro caso", comenzó señalando Sergio Ojalvo a UNO Santa Fe.

fideo ojalvo2.JPG
Sergio Ojalvo también jugó varias temporadas en el seleccionado de rugby de Santa Fe.

Sergio Ojalvo también jugó varias temporadas en el seleccionado de rugby de Santa Fe.

El excapitán de CRAI expresó que "después de tener mi etapa como dirigente en el CRAI, quise empezar a jugar al golf, y un poco acá y un poco allá, al cabo de unos años me pusieron de presidente de El Paso. Siempre hice deportes, de chico era asmático, entonces mis viejos me llevaron desde los cinco años a nadar y estuve en Gimnasia y Esgrima. Fue en la época de Conrado Porta, pero también con Marcelo Escobar, Mito Escobar y el hermano José María Escobar Cello a quien le entrené los hijos en el CRAI".

"Al rugby lo extraño mucho, y por suerte tengo un amigo en el lugar que vivo que me invita a ver al CRAI porque tiene un hijo que juega en juveniles, entonces me lleva a mi club. Quedo sorprendido cuando voy y veo la cantidad de amigos que uno ha cosechado en tantos años en el club. Pasé por todas las etapas en el CRAI, la de jugador, entrenador y dirigente, y la de capitán general que la recuerdo siempre" sostuvo el extercera línea Gitano, Sergio Ojalvo.

Los comienzos en el rugby

"Iba al colegio Industrial, osea que era medio marciano en el CRAI. Alguna vez fui a Universitario a probarme, yo había dejado de nadar, jugué al básquet en Gimnasia y Esgrima, y después no hice nada. Me tentaba hacer deportes, y el club en el que todos terminaban debía ser Cha Roga. Terminé en el CRAI de causalidad. Un día me iba a anotar a El Quillá, me cruzo en calle San Martín, lo que ahora es la peatonal, con Marcelo Escobar Cello, y el me dice veníte al CRAI. Ahí quedé jugando al rugby, me gustó hacerlo en el CRAI, y el CRAI lógicamente que pasó a ser mi casa", expresó Sergio Ojalvo sobre como se inició en el rugby.

fideo ojalvo 3.JPG
Sergio Ojalvo fue entrenador, jugador y dirigente de CRAI.

Sergio Ojalvo fue entrenador, jugador y dirigente de CRAI.

El extercera linea Gitano comentó que "empecé en cuarta división, con 16 años, y cuando llegué estaba de entrenador el Gordo Morris, pero fue uno o dos meses, porque después vino el Cata Acuña y nos sacó campeón. En un campeonato que era tremendo porque era Santa Fe-Paraná, y estaba Estudiantes de Chani, un Rowing con un equipazo, La Salle con un gran equipo y Liceo Militar que también era muy bueno".

También, Sergio Ojalvo destacó que "en ese plantel de quinta división que salió mucho campeón, que yo no integré, fue la base sólida de buenos jugadores que después cuando llegamos a primera con un montón de otras camadas que ya venían tirando buenos jugadores, hizo que se plasmara un equipo que ganó todo lo que se le cruzó por delante. Ahí jugué con casi todos mis amigos, estaban Juan José De la Torre, Daniel Massi, Carlitos Nallím, Carlos Ordano, el Flaco Ruiz, todos próceres del rugby en CRAI".

El debut en primera división

El CRAI realizó una gira en 1979 por Sudáfrica pero no pudo ir y se quedó con la bronca. Sobre esto Sergio Ojalvo contó que "Seguía en cuarta, junto con el Alemán Peloso, y ese año nos ibamos de gira, yo también tenía todo para hacerla, pero no me fue bien en el colegio y mis padres no me dejaron hacerla. Cuando subo a primera no tenía la expectativa de jugar porque no había ido a la gira. Me había matado todo el verano entrenando, como una manera de sacarme la bronca, y en el primer partido Victor Brusa me dice vas a jugar de titular. Era muy flaco, por eso el apodo que tengo de Fideo, que venia de natación, y ahí arranqué jugando, con Victor de entrenador, junto a Julio Tejerina, y con el Tono Taboada".

fideo ojalvo 4.JPG
Sergio Ojalvo, además de representar al rugby de CRAI, fue nadador de Gimnasia y Esgrima y presidente del Club El Paso.

Sergio Ojalvo, además de representar al rugby de CRAI, fue nadador de Gimnasia y Esgrima y presidente del Club El Paso.

El exala de la escuadra Gitana, Sergio Ojalvo, recordó que "en ese plantel estaba Martín Maciel que era el capitán, Carlitos Nallím, de segunda línea estaban Esteban Gastaldi, Cayetano Massi y Carlitos Ordano, al otro año subió Freddy y Ordano. La primera línea era fantástica, Toli Dalla Fontana, el Gordo De la Torre, y después vinieron los mendocinos. Al CRAI lo formaron los mendocinos, Garrocha fue el primer entrenador, que los induce a los jugadores a irse del colegio y crear un nuevo club. En primera jugué desde el 79 al 86, que fue el momento que me retiré"

Vino la segunda gira del CRAI, en 1981, y sobre esto comentó que "en el 80 nos fuimos de gira a Europa, y cuando volví me nombraron capitán. Seguí en esa función hasta el día que me retiré. El último partido que jugué fue en un Clausura, sin importancia, porque hasta ese año salíamos campeón seguido, menos ese que fue compartido con La Salle y con Universitario. Creo que jugamos contra Estudiantes, un partido bárbaro, era difícil ganarle, y ese día lo ganamos bien. Se terminó el año, al otro año me casé, me operé una tendinitis crónica por un golpe en el piso, pensando en volver, en el 88 entrenaba Francisco Miño, que había sido compañero y uno de mis tantos medio scrum. Jugó una gran gira Francisco, al punto que le pidieron que se quede en Europa, pero siempre hubo buenos medio scrum en el CRAI".

fideo ojalvo 5.JPG
El extercera línea de CRAI, Sergio Ojalvo, fue designado capitán de la primera de rugby con apenas 20 años.

El extercera línea de CRAI, Sergio Ojalvo, fue designado capitán de la primera de rugby con apenas 20 años.

Más consideraciones de un gran Gitano

Sergio Ojalvo comentó otro paso suyo en el CRAI al explicar que "Siempre me pusieron en función de dirigente, en el segundo año de cuarta división, el entrenador era Pichai Gervasini, el capitán era el Alemán Peloso, y me dice vos Fideo vas a ser el lider foward. Después fui capitán a los 20 años, y siempre tuve responsabilidades. Nunca me dediqué a medias, no tenía opción, porque el capitán no tenía excusas. Volví recién en el 93, el Alemán me lleva a entrenar una M16. Al año siguiente estaba entrenando la primera, en una mala época del CRAI. Estaban Pedro Maglianesi, Kiko Salva, Robertito Raffa y Fernando Ordano que habian jugado algo conmigo. Me inducen a entrenar la primera, y yo lo convoco a Humberto Deré, porque no entendía por donde iba el rugby moderno. Entrenamos cuatro años, hicimos una tarea dura, tomamos decisiones que no gustaron, era el momento de correr varias generaciones, muchos de los cuales eran mis amigos".

El exdirigente del rugby de CRAI, Sergio Ojalvo, contó su paso como entrenador del plantel superior, sobre lo que dijo que "después dejé de vuelta porque empecé un posgrado en administración con Luis Felipe Agramunt, y regreso a la primera con Tito Qüesta y el Piojo González Viescas. Me piden que asumamos la primera, el presidente era Pichai Gervasini, y la relación con él es de respeto absoluto. Se todo lo que hizo por el CRAI, no le gusta exponerse ni figurar, fue 21 años presidente, y fue fundamental. Estuve dos o tres años como entrenador y después pasé a ser capitán general. Se armó una estructura deportiva muy buena, estaban Esteban Gastaldi, César Cello, Tito Qüesta, Patán Fainberg, inducido por la estructura organizacional del Gringo Gastaldi. Los objetivos eran claros, el capitán general era una pieza clave. El último año, con el cambio de comisión directiva, como Alejandro Paz, que trabaja mucho en un lugar donde se ve, pero los que estuvimos en la cocina, sabemos donde estuvo trabajando. Tengo muy buenos recuerdos, y más allá de estar cerca o lejos, cuando voy al CRAI, siento que estoy en mi casa".

A cerca de que significa para el todo lo que vivió en el CRAI, y las diferentes funciones que cumplió a lo largo de su vida deportiva. Fue contundente al expresar que "CRAI es mi casa, desde los 16 años, con la interrupción que tuve desde que dejé de jugar en el 88 hasta que volví a entrenar en el 93, y después hasta que me fui en el 2006, fue una bocha de años en el CRAI. El CRAI nos dio más de lo que nosotros le devolvimos. Me dio amigos y una escuela de vida, y soy muy agradecido con todo lo que el CRAI y como me formó".

fideo ojalvo 6.jpg
Sergio Ojalvo en uno de los tantos equipos que integró en el plantel superior de rugby de CRAI.

Sergio Ojalvo en uno de los tantos equipos que integró en el plantel superior de rugby de CRAI.

Muchos años jugando en el seleccionado de rugby

"En el seleccionado de rugby también jugué mucho, empecé en el 81, cuando volvimos de la gira por Europa, me ponen de capitán en CRAI y ya me empiezan a observar. El primer entrenador que tuvimos ahí fue el Sapo Cappelletti, también Julio Tejerina, y lógicamente que Juan Manuel Mateo. En ese plantel había muchos jugadores de otros clubes. Soy contemporáneo con el Mono Ruiz Díaz, Alfredo Mordini, y en la tercera línea eramos cuatro los que peleabamos el puesto. El Gringo Zonta de Universitario, Pancho Montes de Oca, Alfredo Mordini y yo, y a veces Carlitos Nallím. En ese equipo también estaba el Negro Sal, Chiquito Campanella, y el Coa Gallo, en algún momento nos convertimos del 81 al 86, con el Coa éramos los más viejos del grupo", le dijo Sergio Ojalvo a UNO Santa Fe.

Sergio Ojalvo recordó entre las cuestiones más presentes que "de los partidos internacionales jugué con Francia, entré en el segundo tiempo del partido que se jugó en la cancha de Colón. Venían enojados los franceses porque les habían ganado Los Pumas, fue un partido terrible, no fue nada normal yo te diría que tremendo. Te puedo comentar que lo del Negro Sal fue realmente impresionante, los franceses hacían cola para cambiarle la camiseta. En ese seleccionado de Francia pusieron para ganarse un lugar para jugar el segundo partido con Los Pumas, porque habían perdido el primer test match. Igualmente los franceses eran muy duros, estaban enojados y con muchas ganas de demostrar que eran capaces de jugarle a cualquiera. Nosotros teníamos un seleccionado con invitados de Rosario, con Guillermo Del Castillo, el Mono Berazategui y Poet, y el que lució fue Maní Rostand que hizo un try".

El presente del rugby argentino

Sobre lo que está pasando con el rugby argentino en medio de la pandemia, Sergio Ojalvo opinó que "este parate fue tremendo y lo que le pasó a Argentina con este tema del coronavirus también tremendo. La verdad es que se estaba construyendo un camino que llevaba a nuestro rugby a en algún momento ser una potencia mundial. Acá tenés una base que los otros no tienen, y que es la de los clubes. Tenemos un gran semillero que es de primera, y sino lográs calzar las dos cosas, el amateurismo con el profesionalismo, y alguna forma de conducirlo, tenés una base que no todos los países estén en condiciones de hacerlo. A excepción claro de los países donde es el deporte más popular como Nueva Zelanda y Sudáfrica".

El exhead coach del plantel superior del CRAI, Sergio Ojalvo, resaltó que "esto de las convocatorias a jugadores nuestros del interior es una tendencia como el caso de Mayco. Nosotros de chicos no soñábamos nunca ni jugar en Los Pumitas de rugby. Porque no era un objetivo serio, porque no teníamos posibilidades. Era todo a dedo, ese fue un proceso, que fue cambiando, que termina en Mayco Vivas, pero que comenzó antes y que no fue un proceso exento de tener que meter presión. Todos en el interior debemos agradecer a que ello se produjo a la Unión de Córdoba y a la Unión de Tucumán, que lo abrieron empujando en el scrum, ganando como sea a Buenos Aires. En el caso de Rosario fue más laxa, sin definición de localismo propio, que logró cuando Plaza se fue a Buenos Aires".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario