El Manchester United abrió la temporada de la Premier League con una victoria por 2-1 frente al Leicester City. Apenas tres minutos tardaron los Diablos Rojos en ponerse en ventaja. El gol estuvo a cargo de Paul Pogba, un jugador que hasta último momento tuvo en duda su continuidad en el club.

Capitán del United y con dos estrellas dibujadas en su peinado para exhibir su nueva condición de campeón del mundo, el francés pidió al chileno Alexis Sánchez que le dejara tirar el penal y no falló ante el arquero danés Kasper Schmeichel, otra de las sensaciones en Rusia.

En la recta final el United logró el 2-0. El lateral Luke Shaw logró su primer gol como profesional el 83 al aprovechar desde la izquierda un excepcional servicio del español Juan Mata.

Ya en la prolongación (90+2) el internacional inglés Jamie Vardy metió la cabeza para dar emoción a los últimos minutos del partido.Luke Shaw amplió la ventaja y Jamie Vardy, en tiempo adicionado, puso el descuento.

Sergio Romero y Marcos Rojo, los argentinos del Manchester United, se quedaron afuera de la convocatoria.