Un hombre de 56 años falleció esta tarde de un paro cardíaco luego de haber disputado dos partidos de fútbol en la Liga de Bancos y Seguros -que se disputa en el predio de San Francisco Solano, en la zona oeste de Rosario-, cuya fecha fue suspendida.

El hombre, identificado como Oscar Sergio N., fue atendido de inmediato por una médica del servicio de emergencias privado que contrata la liga pero pese a los esfuerzos dejó de existir ante el estupor de sus compañeros que lo acompañaban.

Según indicó un delegado de uno de los equipos de la Liga a este diario "el hombre es conocido como Pata. Había jugado para Agraria en la categoría Master y después jugó para Aguilucho, en la categoría Senior. En un momento pidió el cambio porque dijo que le dolía el pecho, salió y se fue a bañar. Al rato se fue a comer con sus compañeros y allí se descompuso y cayó al suelo".

LEER MÁS: Clásico y Súper TC2000: desde Seguridad indican que se podrían afrontar los dos eventos el domingo

El delegado contó que "enseguida vino el personal de la ambulancia, también la policía y las autoridades de la Liga suspendieron la fecha. Fue un momento espantoso".

Es el segundo caso en lo que va del año de un jugador de esa liga que fallece jugando o habiendo jugado partidos. El pasado sábado 21 de abril, un hombre de 60 años falleció de un infarto mientras disputaba un partido de la categoría súper master. Esa tarde, Romelio Siprián, de 60 años, delantero de Huracán y a quienes todos conocían como "Panadero" llegó tarde al partido y se mostraba nervioso porque un rato antes su hija habría sufrido un hecho de robo. Siprián entró en el segundo tiempo del partido ante Watussi y a los pocos minutos cayó fulminado.

La Capital