El Comité de Licencias de la Superliga decidió sancionar a Atlético Tucumán y Tigre por inclumplimientos del reglamento.

El Decano fue multado con 750 entradas generales por presentar falencias en el centro de monitoreo de las cámaras de seguridad del estadio, mientras que el Matador con 300 localidades por no tener montada aún la sala de conferencias de prensa.

Además, se le envió nota al Tribunal de Disciplina de la AFA para que abra un expediente debido a la agresión con un proyectil que recibió el arquero de Banfield Iván Arboleda ante Central en Rosario.

A Unión se le abrió un expediente porque presentó tarde la habilitación del estadio para el partido con Aldosivi, y tendrá cinco días para hacer su descargo. El caso pasará al Comité de Licencias.

Por último, a Huracán se le darán cinco días de vista a para que presente un descargo por el estado del campo de juego en el partido contra River.