Ovación

Suspendieron Lazio-Torino por casos de Covid-19

El partido que debían sostener este martes Lazio ante Torino por la Serie A de Italia fue cancelado por casos positivos de Covid-19 en el equipo de Piamonte

Martes 02 de Marzo de 2021

El partido que Lazio y Torino debían animar este martes en el estadio Olímpico de Roma fue suspendido por el árbitro Marco Piccinini tras esperar 45 minutos en cancha como indica el reglamento, debido a que no se presentó el conjunto visitante por casos de Covid-19 en su plantel y en el cuerpo técnico.

El plantel de Lazio, entrenado por Simone Inzaghi, concurrió al escenario y esperó pacientemente por una resolución que se conocía de antemano, pues los conducidos por Davide Nicola se vieron impedidos de viajar a Roma porque se lo prohibió la Autoridad Sanitaria Local (ASL) de Turín, por los ocho positivos con la variante inglesa de Covid-19 que obligaron al "granate" a permanecer aislado por precaución.

La decisión de hacer jugar este partido a pesar de la situación sanitaria fue anunciada a primera hora por el Consejo de la Liga de la Serie A, que se reunió de urgencia para adoptarla y confirmó que no sería postergado, según consignó un despacho de la agencia italiana de noticias ANSA.

"Lazio-Torino debe jugarse hoy", informó la Serie A, aunque resultaba imposible jugar el partido que debía poner en marcha por la vigésimoquinta fecha del campeonato, por la que más tarde chocaban Juventus y Spezia en el otro adelanto de la jornada.

Con este panorama, el resultado del partido, según indica el reglamento, es dárselo por ganado a Lazio por 3-0, con la posibilidad de que a Torino le descuenten un punto como penalización, como sucedió en su momento con Juventus-Napoli frente a una situación similar.

Aquel partido debió jugarse en octubre y al verse impedido de viajar a Turín al equipo entrenador por Gennaro Gattuso le dieron por perdido el duelo por ese marcador a Napoli, que apeló la sentencia y logró que los puntos se diriman en cancha y el cotejo se recuperará el 17 de marzo venidero.

En el caso de Lazio-Torino, el presidente de la Liga de Serie A, Paolo Dal Pino, impulsaba la postergación, pero la idea no contó con el respaldo de la mayoría de los clubes.

Idéntica opinión que Dal Pino tenía el presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Gabriele Gravina, quien advertía: "No voy a darle consejos a la Liga, que cuenta con todos los elementos como para adoptar la decisión más justa".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario