Ovación

“Tenemos mística ganadora”

De esta manera definió el entrenador Leonardo Madelón al plantel que comanda. “Este equipo quiere ganar siempre y a veces hay que ponerle un freno”, manifestó.

Domingo 09 de Noviembre de 2014

La felicidad se le nota a simple vista a Leonardo Madelón quien, en los momentos difíciles, supo enderezar el barco cuando las críticas arreciaban y se hablaba de su continuidad. Hoy el panorama cambió de manera rotunda al punto tal que Unión es el mejor equipo de la “B” Nacional sumando 31 puntos, además de obtener seis victorias de manera consecutiva.

Y en esto mucho tiene que ver el entrenador rojiblanco, quien luego del triunfo ante Independiente Rivadavia se refirió a los 90 minutos y al presente del equipo que cada vez está más cerca de concretar el ansiado ascenso a Primera División.

“Estamos muy bien y muy contentos, sentimos el cansancio del miércoles y el viaje, pero pudimos sobreponernos a todos eso. Pienso que debimos liquidar el partido en el primer tiempo; falta todavía, pero estamos muy bien, los chicos jugaron un buen partido”, aseguró.

Para luego agregar: “Esta victoria se la dedicamos a todos los hinchas de Unión que están representados por un plantel grande de jugadores. Vamos a paso a paso y debemos disfrutar de esta semana. Este equipo quiere ganar siempre, tiene una mística ganadora y a veces hay que ponerle un freno”.

Volviendo a la producción de Unión, opinó: “Nos faltó hacer un gol más, ser finos en el ultimo pase, pero somos un equipo maduro, que tiene las cosas bien claras. Los jugadores están orgullosos de vestir esta camiseta y eso es muy placentero para nosotros. Jugamos con un gran equipo que hoy (ayer) no fue tal, porque nosotros lo minimizamos”.

A la hora de destacar las virtudes de sus dirigidos, expresó: “En un torneo corto, con muchos viajes y un gran desgaste es fundamental tocarles la cabeza, alimentarles el ego. Si estás bien mentalmente el cansancio se supera. Estamos bien parados en la recta final, es un equipo práctico que sabe presionar y esperar en bloque casi sin fisuras tácticas”.

Respecto a lo que viene, sentenció: “Hay que seguir por el mismo camino, viene Temperley, que es un equipo durísimo y que lo demostró en la primera rueda cuando jugamos como visitante. Por eso tenemos que llenar el estadio, que reviente de una vez por todas y los hinchas se vayan llenos de fútbol”.

El técnico también se refirió a la manera que cambiaron las críticas por los elogios: “Es mérito de jugadores y cuerpo técnico; cuando la cosa venía mal había que trabajar, y mucho. Hacia siete u ocho años que yo no podía armar un grupo, el primer partido con Sportivo Belgrano fue malo, con Tucumán pudimos ganarlo y lo perdimos, pero la paciencia fue nuestro mejor amigo. Lo entendieron bien, salimos del pozo, fuimos escalón por escalón y, con perfil bajo, ya sacamos la cabecita y hay que pegar el salto hacia afuera”.

¿Te gustó la nota?