Si el 14 River o Boca van ganando, el partido no termina. No nos estamos preocupando por la gente en sí. Estamos creando un monstruo que no sabemos cuándo para. Escuché a muchos de los protagonistas y están todos con la guardia alta, pero sin pensar en la gente. No nos olvidemos que es fútbol. No es una guerra". Con esas fuertes declaraciones, Carlos Tevez comenzó a palpitar la Supercopa Argentina, que se disputará el 14 de marzo en Mendoza.

Y, en diálogo con CNN, agregó: "Cuando era chico se disfrutaba, era cargar al rival, pero siempre bien. No con una agresividad maligna como la que hay hoy".

Además, se refirió a la contractura que tiene en el hombro y las chances que tiene de debutar mañana ante Alianza Lima por la Copa Libertadores: "Estoy mejor, creo que estoy, me conozco un poco más que los médicos y quiero estar. Probaré para entrenarme pero creo que estoy el jueves, seguramente voy a estar".