Rubén Rézola sumará a su carrera una nueva participación en copas del mundo cuando el día sábado compita en las series eliminatorias del K1 200 metros en la pista de Duisburg, Alemania, sede de la segunda copa del mundo de canotaje de velocidad.

El santafesino competirá a las 10.30 de la mañana del sábado en una de las cinco mangas de clasificación previstas, buscando su pase a las semifinales y final previstas para la madrugada y el mediodía del domingo respectivamente.

Las copas del mundo -especialmente la de Duisburg, que siempre reúne a los mejores exponentes de este deporte- son instancias realmente importantes en el calendario anual de este deporte, porque los palistas buscan conocer en qué estado se encuentra su preparación con vistas al campeonato del mundo, que este año se disputará del 23 al 26 de agosto en Portugal.

Generalmente se programan dos o tres copas del mundo durante el año entre mediados de mayo y principios de junio; este año son solamente dos: Hungría, que se realizó el fin de semana pasado y Alemania del viernes al domingo próximos.

Rubén, quién actualmente afronta su tercer ciclo olímpico con vistas a los Juegos de Tokio 2020, debutó en copas del mundo en mayo de 2012; en aquella ocasión lo hizo en K2 200 metros junto al rionegrino Miguel Correa, con quien unos meses más tarde lograra una histórica clasificación a la final A del K2 200 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, prueba en la que obtuvieron el 5to puesto haciéndose acreedores al diploma olímpico.