clima, lluvias incómodas y hasta la temida altura. Pero en un hecho insólito, esta vez unos jugadores brasileños debieron enfrentar un enjambre de abejas que se metió en su partido.

El duelo entre Altos y Nacional, que juegan en la serie D de Brasil, transcurría en total normalidad, cuando de repente los insectos tomaron el campo de juego y los futbolistas tuvieron que tirarse literalmente al césped para huir de la amenaza y evitar recibir serias picaduras que generan mucha molestia e hinchazón. De repente, los primeros en percatarse del enjambre se asustaron y hasta no faltaron quienes dejaron escapar gritos y frases de nerviosismo.

Tras unos minutos en el suelo, las abejas abandonaron la cancha y el partido se reanudó, dejando un marcador de 3-0 a favor de Altos.