Como si luchar con el descenso para quedarse en Primera no fuera suficiente, la directiva del Puebla mexicano tiene un nuevo problema a resolver.

Este lunes se confirmó que Ricardo Henaine, expropietario del club, consiguió la sentencia definitiva del nombre y logotipo del equipo, así como los motes de Ponte la Franja, Club de Fútbol Puebla FC, La Franja Puebla Fútbol, La Franja, Camoteros y Camoteros del Puebla.

La disputa con todo lo relacionado a la imagen del club comenzó en diciembre del 2015, cuando la familia López Chargoy se negó a pagar regalías por usar el nombre y sobrenombres del equipo, así como el escudo.

Ricardo Henaine registró todo lo anterior ante el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) por lo que este lunes consiguió el fallo de dicha sentencia.