Ovación

Un estamento que ha sido positivo

Ignacio Irigoyen dejó de ser el oficial de Desarrollo de la USR. En su gestión se lograron crecimientos más que satisfactorios.

Sábado 15 de Diciembre de 2018

Cumplió un ciclo más que positivo. Sobre todo en una tarea que es siempre silenciona pero en su caso altamente productiva. Luego de cinco años como oficial de Desarrollo de la Unión Santafesina de Rugby, Ignacio Irigoyen, dejará la función que tan satisfactoriamente llevó adelante.

La actividad del desarrollo en el rugby argentino comenzó hace muchos años con la destacable labor de Tati Milano en la Unión Argentina de Rugby, y aunque se continuó, no fue lo mismo. El caso en Santa Fe es diferente, ya que el apoyo de la Unión Santafesina de Rugby ha sido clave para que Nacho Irigoyen pueda cumplir con su labor.

En relación a su paso al costado, en un reportaje brindado a UNO Santa Fe, Nacho explicó que "Seguiremos ayudando pero sin el compromio ni la dedicación que tenía antes. Es una decisión que la venía masticando desde hace mucho, y precisamente en mi forma de ver, creí que había cumplido un ciclo. Creo que tiene que llegar sangre jóven para que le ponga una impronta más, a lo poco ó mucho que uno ha hecho".

El desarrollador, formado rugbísticamente en el Club Universitario de Santa Fe señaló que "Fueron casi cinco años, en el 2014 me tocó iniciar, y me voy con las mejores sensaciones. Siempre digo que es un mundo que descubrí, en el que no sólo me encontré con gente y con amigos, sino que también me dió la posibilidad de capacitarme. Era más un dirigente que un desarrollador, ya que tenía que llevar adelante muchos clubes del interior de Santa Fe".

"Cuando la UAR comenzó a exigir objetivos me involucré en no solamente trabajar con los clubes en Desarrollo, sino que también al rugby de Santa Fe. Apuntalamos el rugby femenino y el probá rugby entre otras cuestiones" comenzó a señalar el ex entrenador del seleccionado mayor de la USR.

Dejó en claro que "Siempre digo que tuve el apoyo de los tres presidentes que tuve en ese proceso de cinco años, más el Concejo Directivo, que sin ellos yo no podría haber hecho ni la mitad de las cosas. Me escucharon siempre para buscar acciones para mejorar".

Más sensaciones
La única verdad es la realidad. Y se toma real dimensión del crecimiento del rugby santafesino cuando se apela a los números.  "Hay algo que siempre reflejan la realidad que son los números, los cuales hablan por sí solo. Me encontré en un principio que había que organizar la parte de competencia, y que no todo es lo mismo. Si lo basamos a todo en ese aspecto, es complicado. Los clubes la necesitan, otros requieren eso y consolidación, y están los que requieren competencia, consolidación y desarrollo, y muchos contención", destacó Irigoyen. 

"Apelamos a dividir los niveles, creamos el Dos Orillas de Desarrollo, los que tienen primera y reserva, el nivel tres, se armaron los pases transitorios, para los chicos puedan jugar en otros clubes sino tenían su división. Hay lugares que tienen cuatro ó cinco chicos, poblacionalmente no se pueden desarrollar, que son estrategias que nos sirvieron y me voy conforme con eso", explicó Nacho sobre las acciones llevadas a cabo.

Finalmente,  sostuvo que "en 2014 me encontré con un desarrollo que tenía 523 jugadores, y hoy, sin contar las chicas, estamos alrededor de los 800 jugadores, que quiere decir que hubo un crecimiento. En ese momento eramos el 25% de la población de jugadores, y en la actualidad estamos entre el 35 y 40%. Ello refleja que fueron estrategias interesantes".

¿Te gustó la nota?