Ovación
Sábado 02 de Diciembre de 2017

Un ex-Colón va a juicio por maltrato animal y juego clandestino

Un delantero está en graves problemas junto su hermano y otras personas. También lo acusan de asociación ilícita

El delantero de Lanús, José Sand, quedó imputado este jueves en la causa que investiga la muerte de "Doña Fantasía", la yegua de la que era dueño y que corría en cuadreras o carreras de caballos clandestinas. Además será juzgado su hermano y otras personas que participaron de la corrida.


0022202389.jpg


En la caratula catalogada como "maltrato animal, dopaje de animales, juego clandestino, ejercicio ilegal de la medicina y asociación ilícita" también se juzgarán a varias personas que habrían participado de una carrera ilegal el 27 de agosto de este año en el Jockey Club de Goya, Corrientes.


LEER MÁS: Día, hora y sede de todos los partidos del Mundial


En esa ocasión la yegua Fantasía, que pertenecía al futbolista y a su hermano César, cayó desplomada y muerta por un presunto "paro cardiorespiratorio debido al suministro ilegal de un «cóctel de drogas» que se le habría aplicado antes de la carrera para mejorar su rendimiento", aseguraron desde la Asociación de Abogados y Funcionarios por los Derechos Animales (AFADA).


Embed


Tras el hecho se ordenó la inmediata exhumación del cadáver del animal que habría sido enterrado para borrar los "rastros del delito" y lo hicieron para extraer muestras de orina y sangre; y se tomaron muestras del hígado, estomago y vejiga del equino y se comprobó que "se le había suministrado ilegalmente una sustancia prohibida llamada estricnina, que es un estimulante que habría provocado la excitación motriz y circulatoria, el aumento de circulación de la sangre y el aceleramiento de las pulsaciones del equino".


LEER MÁS: Un argentino marcó el KO más rápido de América con un brutal derechazo


Además, se encontraron restos de dipipanona, un estupefaciente que "actuaría como anestésico y/o analgésico enmascarando el dolor muscular provocado por la dosis de estricnina, todo ello con la clara finalidad de mejorar el rendimiento físico del animal. Es decir, sin perseguir fines terapéuticos y causando con ello un sufrimiento innecesario al equino", finalizó la ONG, según Infobae.


UNO Entre Ríos